A Echaurren 4, en pleno centro de Santiago, llegó personal de Brixesme y Cibercrimen de la PDI para allanar las dependencias de la Conferencia Episcopal, en contexto de la investigación por casos de abuso sexual y de poder al interior de la Congregación Marista.

Dicha investigación es encabezada por el fiscal Sur, Raúl Guzmán, el hombre a cargo de las causas vinculadas a casos de abuso sexual en la Congregación Marista a lo largo de Chile.

A eso de las 9.15, fiscales y PDI llegaron a las dependencias para incautar las declaraciones de víctimas que han sido almacenadas en la dependencias del recinto. “Estamos recabando y complementando antecedentes que hayamos recibido particularmente para la identificación de víctimas. En ese contexto ya se requirieron antecedentes en diligencias anteriores y el objetivo de la diligencia de hoy es complementar esos antecedentes, lo que se ha hecho mediante esta entrada autorizada por los tribunales de Justicia”, dijo el fiscal Guzmán, según consigna La Tercera.

Además informó que esos antecedentes corresponden a hechos que pueden ser constitutivos de delitos y que “involucran a víctimas como a eventuales imputados”.