Alto impacto causó en redes sociales el reportaje de CNN Chile donde se acusa a Javiera Blanco de manipular las cifras de los fallecidos en centros del Sename durante su gestión como ministra de Justicia, entidad superior del organismo.

Según el medio, luego de la muerte de la niña de 11 años, Lissette Villa, el diputado René Saffirio pidió un oficio al entonces director del Sename, Hugo Herrera, y la propia Blanco donde se informaran las muertes ocurridas entre el 1 de enero de 2005 al 4 de mayo de 2016.

De acuerdo al Ministerio de Justicia 449 niños, niñas y jóvenes murieron en la entidad en el periodo, pero el problema denunciado por el reportaje de CNN Chile es que Javiera Blanco habría pedido restar de la cifra los decesos provenientes de la justicia, por lo que el número cambió a 185.

Hoy Javiera Blanco salió a defenderse de las acusaciones en su contra a través de un extenso comunicado, donde señala que “la información entregada por CNN Chile no se condice con la realidad y corresponde a una errónea interpretación realizada por el periodista que realizó la nota y por CNN Chile”.

Más adelante Blanco explica que “Durante mi gestión se realizó un esfuerzo histórico por transparentar la totalidad de la información de los niños, niñas y adolescentes fallecidos al interior del Sename y aquellos que se encontraban bajo su protección, reuniendo la información de los fallecidos y fallecidas en los últimos 10 años. Esfuerzo que nunca se había realizado antes en ninguna administración”.

Blanco precisa que “la respuesta entregada al Diputado por el Ministerio de Justicia, dado que se refería a niños, niñas y adolescentes, no consideró la cifra de adultos, por razones obvias de edad. Asimismo, la solicitud solo pedía información sobre fallecidos en centros administrados por el Servicio Nacional de Menores o instituciones privadas financiadas por el Estado. Esa expresión se refiere al sistema de protección de menores y no incluye el sistema de cumplimiento de penas en recintos cerrados o semi cerrados de justicia juvenil, los que la propia ley alude como sistema o régimen cerrado o semi cerrado de cumplimiento de penas, o medidas de cumplimiento en libertad”.

La nota de CNN Chile consigna al diputado Saffirio señalando que “todo el esfuerzo que hizo la ministra Blanco, en algo que desde mi punto de vista es aberrante, fue ocultar, faltar a la verdad, distorsionar información, que fue lo que me llevó a tomar la decisión de acusarla constitucionalmente”.

Ante esta situación la exministra de Justicia manifiesta su rechazo a “la interpretación de los datos que realiza CNN Chile y los dichos del Diputado Safirio dado que no se condicen con la realidad, por lo que hago un llamado a ser rigurosos con la información que se entrega a la ciudadanía”.

Sobre este último punto, Blanco agrega que “cabe recordar que el Diputado Safirio contaba con todos estos oficios el año 2016, y los utilizó en la acusación constitucional que interpuso en mi contra, y en esa época se le explicó clara y detalladamente los alcances de cada uno de los oficios remitidos a él, cabe preguntarse porque dos años después vuelve a hacer las mismas preguntas que le fueron explicados detalladamente, por lo que le hago un llamado a no seguir utilizando políticamente un tema tan sensible para el país”.

Finalmente Blanco informa que se reserva el derecho a “ejercer las acciones legales que sean pertinentes a fin de resguardar mi honra y mi prestigio profesional”.

A continuación el comunicado: