¿En qué consiste el show de un drag king?

Ethan: El show de un drag king consiste en llevar a un escenario una propuesta performática de fantasía o más realista de lo que es un showman.

Deep Blue: A mí en lo personal siempre busco atraer, generar que las personas se sientan atraídos hacia mí.

¿Cuál es la importancia de presentarse como teloneros del show de Sasha Velour?

Deep Blue: Teleonear a una ganadora de Ru Paul’s Drag Race se ha vuelto uno de los escenarios más importantes en la escena drag en Chile. Así que es cumplir una meta.

Ethan: Somos dos mujeres vestidas de hombres que van a tratar de borrar las postura antimujer del mundo del drag.

¿Cómo empezaron a ser drag king?

Deep Blue: Empecé precisamente por ver Rupaul. Entonces decidí jugar con el género y generar la fantasía.

Ethan: Yo me acerqué como una forma de explorar mi propia expresión de género. En mi vida diaria, me declaro como neutro masculino. Yo venía del mundo del cosplay pero en este caso es encarnar a un personaje masculino que es parte de mi persona.

Al hablar de temas de diversidad sexual en general se habla más de hombres que de lesbianas. ¿Por qué creen que pasa esto y cómo podría cambiar?

Deep Blue: Aunque hablemos de diversidad sexual se sigue hablando desde una sociedad patriarcal, donde el hombre es el centro. Las mujeres son invisibilizadas y más aún las mujeres lesbianas.

Ethan: Si se ven dos mujeres de la mano se asume que son amigas antes que amantes. La palabra lesbiana todavía arde cuando se menciona. De a poco se habla de la pansexualidad o del ser no binario. Mientras más uno hable del tema y lo visibilice ayudará a que sea visto como algo normal porque en realidad es normal.

En Chile hay pocas fiestas de lesbianas, de hecho ni siquiera tienen discotecas propias. ¿Han ido como drag kings a estas fiestas?

Ethan: Las lesbianas nos hemos distanciado históricamente de la celebración con plumas y colores porque es una corriente más politizada y seria. Siempre sin permitirnos vernos con humor o con una propuesta artística ser lesbiana. Me pregunto: ¿Van a querer realmente ver a una mujer haciendo de hombre? ¿Es entretención válida para un público que por distintas razones puede detestar la figura masculina?

Deep Blue: Yo una vez fui a una fiesta lésbica llamada “Porno Perreo” a hacer show. La recepción fue bacán. En estos espacios suele haber mucho amor entre mujeres y es maravilloso. Me he sentido cómoda en ambos ambientes.

¿Cómo se relaciona el que ahora hayan drag kings en Chile con el movimiento feminista?

Ethan: Pienso que el feminismo tiene muchos campos de acción y un camino importante es como las mujeres se plantean la deconstrucción del género.

Deep Blue: Creo que es una lucha feminista que nosotras como mujeres tomemos un personaje masculino y lo destruyamos para construir una nueva masculinidad más sensible, delicada y empoderada. Creo que siempre buscamos destruir la imagen del “machito”.

Ethan: Queremos que los hombres biológicos se vean reflejados en el show y se den cuenta que tal vez esa sátira es porque hay algo mal con ellos.

Obviamente el ambiente de fiestas en donde asisten es un espacio seguro, pero lo que me llama siempre la atención es el trayecto allá. Cuando tienes que pasar por el conserje, andar en la calle, taxi o micro en full drag. ¿Cómo los ve en esa instancia la gente?

Deep Blue: La gente no lo entiende. Cuando ven por ejemplo a una dragqueen o transformista, es lo que ven, porque tienen el concepto pero ni conocen la palabra “Dragking”.

Ethan: Me ha pasado que caminando por la calle de día de drag y la gente se queda pegada. No entienden si es hombre o mujer. Ayer por ejemplo escuché a una mujer comentar: “Oye pero qué le pasó a ella”.

Deep Blue: En la marcha por la diversidad de este año muchas mujeres héteras me miraban y quedaban confundidas por no saber lo que estaba haciendo. Finalmente me decían que me veía guapo y me pedían fotos full coquetas.

He conocido drag queens muy famosas que están en el clóset drag en donde sus familias o amigos no saben. ¿Por qué creen que la gente lo oculta?

Ethan: Más que arte o algo performático hay gente que lo ve como un fetiche o desviación. He sabido de personas que sus papás los cuestionan porque creen que es un ambiente tóxico pero en realidad hay mucho compañerismo.

Deep Blue: Algunos hombres a pesar de ser homosexuales siguen siendo tremendamente machistas, entonces está súper mal visto el ser afeminado, el usar tacos, el maquillaje y es ahí donde la dragqueen teme.

Ethan: Claro, hay un miedo de que te apunten y te digan loca.

Deep Blue: Espero que todas esas personas del clóset drag aborten esos lazos en los cuales no puedan ser quienes son.

En el ambiente de drag queens chileno existe casi ninguna agrupación, todas trabajan por si solas. ¿Por qué los drag kings sintieron la necesidad de formar showkings colectivo?

Ethan: La organización sintió que era necesario unir fuerzas ante la trayectoria, recursos e industria que tienen las drag queens.
Deep Blue: Sabemos que el trabajo colectivo es mucho más visible que el individual, además unimos nuestras herramientas para capacitarnos las unas a las otras y acompañarnos.

Ethan: También tiene que ver con el mecanismo feminista que tiene el trabajo. Somos mujeres feministas, podemos ser hombres bacanes, para nosotros eso es un mensaje potente.

¿Qué han aprendido sobre ustedes mismos al ser drag king? ¿Lo recomiendan?

Deep Blue: He aprendido que puedo hacer muchas cosas que jamás pensé, me he soltado y me he aprendido a querer.

Ethan: La exploración de los propios cánones del género es necesaria para todos. Ser drag king te ayuda a preguntarte cosas y sentirte más seguro de quien eres. Así me autonanalizo y me pregunto: ¿Cuánto hay de Ethan en mí? De esta forma puedo tener un discurso ante el resto. Si uno no tiene un discurso, no sé para qué vinimos a la vida.