El Tribunal de Angol ordenó la prisión preventiva para dos comuneros mapuche por la presunta responsabilidad de la muerte del lonko Juan Mendoza Lebu de la comunidad Raquem Pillán, quien estuvo dos días desaparecido y fue encontrado sin vida el pasado 31 de diciembre en Ercilla.

Los comuneros Bernardo Ulises Neculpan (32), y el primo del lonko Antonio Ricardo Lebu (25), fueron detenidos por la Policía de Investigaciones (PDI) y formalizados por homicidio.

La muerte del lonko trae a la discusión asesinatos que ocurrieron previamente en su familia. Su hijo Víctor Mendoza Collío murió baleado en la entrada de su casa en el 2014 y su sobrino, Jaime Mendoza Collio, quien fue asesinado durante la ocupación de un predio por acción de un efectivo de Carabineros de Chile en 2009.

El asesinato de Juan Mendoza ocurre en un contexto de intensas movilizaciones y recuperaciones de tierras en el sector, tras el crimen de Camilo Catrillanca en noviembre, y la promulgación de la Ley de Seguridad del Estado.