La Superintendencia de Bancos entregó ayer las estadísticas de cuánto deben los chilenos por sus compras a crédito o avances en efectivo en tiendas como Falabella, La Polar o los supermercados Líder. Los números indican tres cosas: que para septiembre de 2008, las operaciones con todo tipo de tarjetas y montos de deuda habían aumentado en forma importante en relación a comienzos de año. Y que las empresas que enfrentan mayor morosidad por parte de sus clientes son las administradoras de la tarjeta Johnson’s; el holding Cencosud (Jumbo, Paris, Easy) y la tarjeta Presto, que pertenece al área financiera de los supermercados Lider.

Esta información es bien determinante en la situación actual de crisis económica, pues hoy expertos y analistas coinciden en que la crisis subprime que tiene de rodillas a Estados Unidos se inició justamente por el sobreendeudamiento (en créditos hipotecarios y de consumo) de las personas.

Al analizar los datos en detalle, se obtiene lo siguiente. Que a septiembre de 2008, hay alrededor de 7 millones de tarjetas operando entre los chilenos. Que las tarjetas con mayor número de operaciones en 2008 son: CMR Falabella (¡70 millones de transacciones!), Presto de Lider (30 millones), la tarjeta Ripley (22 millones) y los distintos plásticos de Cencosud (Jumbo, Más Easy, Más Paris, etc) con 19 millones de operaciones en 2008.

Las firmas que tienen mayor número de clientes morosos (que dejaron de pagar hace un año o menos), son Johnson´s Multiopción, con 44, 6% de moroso y Cencosud, con un 31,6% (tenía 26,1% de morosos en marzo). En la empresa de Paulmann destaca el porcentaje de gente que no paga la tarjeta París, que en septiembre llegó al 39.8%

En el caso de la tarjeta Presto, de Líder, su nivel de morosidad se ha mantenido en torno al 30% con que se inició el año. Ahora, a diferencia de Cencosud, su situación es más compleja, pues tiene un mayor número de tarjetas funcionando en el mercado, y una única cartera de clientes (a diferencia de Cencosud que tiene clientes de Jumbo, París e Easy)

En números absolutos, mientras a comienzos de año los chilenos adeudaban por concepto de “créditos con tarjetas no bancarias” un total de 2 mil 700 millones de pesos, para el tercer trimestre esta cifra bordea los 3 mil millones de pesos. Ojo con esto, pues los datos son a septiembre de 2008, es decir, apenas un par de meses después que comenzara oficialmente la crisis.