Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Uncategorized

30 de marzo de 2009

Fidel, Pin pon y la crisis

Por

1) Las embarró el compañero Fidel -por lo que le hizo a Michelle Bachelet-. Eso no se hace. Ni mucho menos a una dama. (Entre paréntesis: la mención a nuestra soberanía supuesta y Bolivia es una bolita de dulce y vale hongo).

2) La Cuarta, “el diario popular”, no le dedicó una sola palabra en portada (adentro no sé porque no leo los diarios por dentro) a la enfermedad, muerte y funerales de Jorge Guerra, Pin Pon.

3) Recién y a raíz de la crisis económica universal me doy cabalmente cuenta lo que significa una sociedad de consumo. Es la que colapsa si la población deja de consumir el 99 por ciento de las idioteces que habitual e innecesariamente consume.

4) Por fin se acaba el verano (ya falta poco ya) y los bañistas vuelven a Santiago y las gaviotas vuelven a la playa (de donde nunca debieron salir). Sé que para la mayoría esto es terrible pero eso les pasa por no reducir sus necesidades al mínimo y contraer matrimonios que les sorben la médula de los huesos. Niños sobran, silencio y cordura, no.

5) Mañana es el día de los enamorados lo que me hace recordar el día de padre y de la madre y de las tías y de las abuelitas no sé si habrá o no. O de los viejos solos y para la cagada. Yo en todo caso sugiero sintetizar y celebrar el “día de los tarados”, que nos incluiría a todos, muy especialmente a los que celebran los mencionados.

6) Si yo le tuviera que hablar a un marciano de la tierra hoy día le hablaría de una sociedad de esfínteres aflojados: No quieren defecar pero defecan, no quieren fumar pero fuman, no quieren comer basura como cerdos pero comen basura como cerdos, no quieren tomar como cocheros irlandeses pero toman como cocheros irlandeses, no quieren llegar ebrios embrutecidos a sus casas y aforrarles a sus desdichadas esposas y llegan y les sacan lo que es cresta, no las quieren degollar o abrirlas en canal de un hachazo ni darles diez cuchillazos en el tórax y en la guata y hasta en la cara porque (se imaginan) la vieron haciéndole ojitos al cuñado o al vecino, pero las degüellan y abren en canal de un hachazo y les dan de cuchillazos all over the place, lo mismo, no quieren gritarle a sus cabros chicos pero les gritan, no quieren tironearlos del brazo pero los tironean del brazo, no quieren aforrarles pero también les aforran, no quieren vivir al borde obeso de un infarto pero se levantan desayunan suben al auto después al ascensor se sientan hasta la hora de almuerzo tragan completos perniles empanaditas de queso pisco sour vuelven a la oficina en ascensor hasta el auto otra vez un traguito la casa el sillón comida otra vez la cama y dormir roncar y hediondamente pedarse con todo ese Mcdonald en la guata, sin hacer ni media flexión en todo el día, quieren ser buenos y son malos, quieren ser altos y son bajos, quieren entrar y salen, quieren ser veraces y mienten, quieren subir y bajan, quieren ayunar y comen, quieren dar y quitan, en fin, es la brigada autoindulgente y su lema es: ”i can´t help it, hago esto, no lo puedo evitar, soy un cabrón, tampoco lo puedo evitar, siento celos y le pego a mi ex pareja, no lo puedo evitar, and so on, y etc más encima.

7) Mientras más lo pienso menos razón le encuentro a Fidel Castro. Lo cortés no quita lo revolucionario, eso lo sabe cualquier caballero. (Digo yo).

Por Claudio Bertoni

Notas relacionadas