Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Uncategorized

20 de abril de 2009

Informe sobre torturas en Iraq

Por

Por Mark Kukis (Time Magazine)

La divulgación de los memos de torturas por parte de la Casa Blanca marca otro paso hacia el cierre de lo que Obama llama “un oscuro y doloroso capítulo de nuestra historia”. Pero en Iraq, la tortura no es cosa del pasado, de acuerdo a un nuevo estudio sobre víctimas civiles.

Publicado esta semana en el New England Journal of Medicine, el informe examina las causas de la muerte de 60.481 civiles iraquíes muertos violentamente en los primeros cinco años de la guerra, utilizando estadísticas compiladas por el Iraq Body Count. Los resultados son sorprendentes para cualquier persona familiarizada con los titulares de las noticias iraquíes que sólo hablan del crepitar de bombas por todo el país. Ejecuciones con armas de fuego, no explosiones de bombas, son las que han matado a más civiles en el país. Los investigadores dicen que el 33% de las víctimas examinadas en el estudio, murieron por ejecución tras un secuestro o captura. Y el 29% de esas víctimas tenían señales de tortura en sus cuerpos como moretones, quemaduras o agujeros hechos por taladros. Atentados suicidas en vehículos o a pie fueron responsables del 14% de las víctimas en estudio, mientras que los ataques aéreos por parte de Estados Unidos corresponden al 4%.

Sin duda, muchos de los casos documentados de tortura se produjeron cuando la violencia sectaria alcanzó niveles críticos durante más de un años a partir de 2006. En ese momento las milicias chiítas, principalmente el Ejército Mahdi, fueron las causantes de ejecuciones y tortura generalizada, y los militantes sunitas hicieron lo suyo con bombas. Pero la tortura no ha sido una actividad exclusiva de militantes en Iraq. El gobierno iraquí ha enfrentado acusaciones de torturas y malos tratos de los presos a través de los años, y todavía lo hace. El más reciente informe sobre derechos humanos de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Iraq declara “continuos informes de práctica generalizada y rutinaria de torturas o malos tratos para los detenidos, en particular llevándose a cabo en instalaciones de detención preventiva, incluidas las estaciones de policía.”

Cómo se mantienen las prácticas de tortura generalizada en las cárceles iraquíes en la actualidad, es algo que se desconoce. Hasta la fecha, ni la ONU ni el gobierno de Iraq han dado estadísticas verificables. Sin embargo, pocos dudan que la práctica continúe hoy en día entre las autoridades iraquíes y algunos considerados elementos criminales. La tortura, por supuesto, tiene larga historia en Iraq, adquiriendo especial notoriedad en la época de Saddam Hussein. Estudiosos del tema creen que la guerra de los últimos años ha creado un entorno social en el que la tortura puede seguir floreciendo. “En Iraq, podemos notar que todos los actos de tortura son o fueron hechos por personas jóvenes, entre 2º y 30 años”, dice Nahith Noras Shaker, profesor de sicología de la Universidad de Bagdad. “Para ellos es normal ya que han presenciado la violencia día a día. ¿Cómo creen que será un niño cuando crezca después de haber visto cientos de cuerpos desgarrados y quemados?”

Temas relevantes

#Estados Unidos#iraq#obama

Notas relacionadas