Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Uncategorized

21 de agosto de 2009

Tras 21 años de proceso: Asesinos de José Carrasco Tapia libres de polvo y paja

Por


Compartimos con ustedes un mensaje que nos acaba de llegar:
«1.- La comunidad académica del Instituto de la Comunicación e Imagen –ICEI- de la Universidad de Chile manifiesta su más profundo rechazo respecto de la resolución de la Corte Suprema, que el pasado 13 de agosto rebajó en forma considerable las sentencias de Álvaro Corbalán y otros agentes de la CNI por el secuestro con homicidio del periodista José Carrasco Tapia, el publicista Abraham Muskatblit Eidelstein, del profesor y artista plástico Gastón Vidaurrázaga Manríquez y del electricista Felipe Rivera Gajardo.
2. Esta resolución, en los hechos, permite que once culpables de delitos de lesa humanidad no cumplan condenas efectivas de cárcel, pese a un largo proceso judicial que tomó cerca de 21 años en emitir una condena para 13 agentes de la dictadura militar.
3. Al aplicar la prescripción gradual a delitos de lesa humanidad, la Corte Suprema compromete la responsabilidad internacional del Estado de Chile, que incumple así sus obligaciones internacionales, en especial respecto de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la que en sus resoluciones solicita proporcionalidad y pertinencia de las sentencias en casos de violaciones a los derechos humanos.
4. Como comunidad ICEI lamentamos que, pese a haberse establecido la verdad jurídica de los hechos, el poder judicial, aceptando un recurso de casación interpuesto por la defensa de los acusados, desatienda aspectos relevantes como la justa sanción y reparación.
5. En tiempos en que la sociedad chilena defiende penas cada vez más duras para delitos comunes, se hace necesaria una reflexión respecto de sanciones reparadoras y coherentes en delitos de la gravedad de los perseguidos en este caso; más aún cuando en su momento estuvieron amparadas por instituciones gubernamentales de dicha época y además cometidas por agentes del Estado.
6. Esperamos que el Poder Judicial y todos los poderes del Estado comprendan que sólo condenas correctamente ejecutoriadas permitirán un real aprendizaje como sociedad respecto de la relevancia de los Derechos Fundamentales de los Seres Humanos. Sólo de esta forma el “nunca más” será posible.

Ignacio Agüero
Lorena Antezana
María Cecilia Bravo
Cristián Cabalin
Sergio Campos
Juan Pablo Cárdenas
Paola Castillo
Pedro Chaskel
Laureano Checa
Rafael Del Villar
María Eugenia Domínguez
Coti Donoso
Patricia Espinosa
Claudia Fernández
Gustavo González
Claudia Lagos
Álvaro Medina
María Olivia Mönckeberg
Pamela Pequeño
Ximena Póo
Mariela Ravanal
Claudio Salinas
Hans Stange
Eduardo Santa Cruz
Luis Cruz Pino
Loreto Rebolledo
Faride Zerán
Santiago, 18 de agosto de 2009

Notas relacionadas