Girardi financiaría campaña de su hermana con plata del Senado

Girardi financiaría campaña de su hermana con plata del Senado

Patricio Araya G. No sólo los cinco diputados que investiga la Fiscalía Regional de Valparaíso podrían verse complicados por pagos efectuados a sus asesores. También algunos senadores, como el PPD Guido Girardi Lavín están expuestos a una investigación similar. Al menos dos ex funcionarios de la municipalidad de Cerro Navia, que trabajan en la campaña a diputada por el Distrito 18 de la ex alcaldesa Cristina Girardi Lavín, han sido remunerados en lo que va de año con cargo al ítem “Labor Parlamentaria” correspondiente al senador y vicepresidente del PPD, bajo el rótulo “Asesor Parlamentario”, según informa la Tesorería del Senado en su sitio web, por un monto de más de $500 mil mensuales. Se trata de Luisa Gaona Figueroa, quien durante la administración de la ex alcaldesa Girardi, se desempeñó a contrata en la Oficina del Adulto Mayor del municipio de Cerro Navia. Allí coordinaba las actividades de las organizaciones de ese grupo etario, como paseos, celebraciones y encuentros financiados con presupuesto municipal. Pero, sobre todo, tenía una función más política y estratégica: poner a disposición de la alcaldesa a los ancianos cada vez que ésta lo requiriera para diversos propósitos mediáticos. Los costos de traslado y alimentación de los ancianos eran financiados por la oficina de Gaona. También figura como “asesor parlamentario” del senador PPD, Luis Molina Gaete, ex funcionario municipal. En realidad es un empleado que desde hace tiempo trabaja para el Girardi, efectuando diversas funciones en Santiago Poniente. Molina ha recibido honorarios fiscales, como demuestra la Tesorería del Senado. Fue remunerado durante los años 2005 y 2006 (al menos) por la municipalidad de Cerro Navia mientras manejaba un camión de la campaña a senador del entonces diputado Guido Girardi, y “certificado” por personal de confianza de la ex alcaldesa Cristina Girardi como un trabajador adscrito al departamento de Relaciones Públicas y Comunicaciones, con cargo a diversos programas municipales, sin que estuviera clara su labor específica. En la práctica, Molina nunca prestó servicio a esa institución. Ni siquiera la Secretaria de Planificación de la época, Carolina Roe Atria (militante PPD, hoy en el Gobierno Regional de Santiago, y quien salió de Cerro Navia en medio de un escándalo de corrupción hasta ahora no investigado en el municipio, no obstante existir un acuerdo de Concejo en esa dirección), cuestionó el cometido de Molina. Roe también autorizó otros programas de la gestión de Girardi, cuya finalidades ulteriores solían diferir de sus propósitos originales, como una fastuosa proclamación en 2005 con fondos y personal municipales (alrededor de $7 millones) en favor del entonces diputado Guido Girardi, candidato a senador por Santiago Poniente. La actividad fue enmascarada como “día de la cultura en Cerro Navia”, un show artístico destinado a entretener a los vecinos, donde sólo hubo espacio para un orador: el candidato Girardi. El resto de la programación “cultural” corrió por cuenta de la sonora de Tommy Rey. En relación a las certificaciones indispensables para el pago de honorarios de Luis Molina Gaete, éstas fueron visadas por el entonces relacionador público de la municipalidad, Jorge Flores Valenzuela, quien a su vez actuó por instrucciones de la jefa de gabinete de Girardi, la estudiante de derecho Carolina Codocedo (hoy contratada en Pedro Aguirre Cerda como experta en Vivienda). La Tesorería del Senado da cuenta de pagos a estos dos “asesores” en los meses de mayo y junio de 2009. El nombre de Luisa Gaona Figueroa aparece en el subíndice B1 “Pagos efectuados por la Tesorería del Senado según documentos”, con un honorario por 300 mil pesos correspondientes al mes de mayo, cuestión que se repite en junio, sin perjuicio de su actual situación laboral que la mantiene ligada a la campaña de Cristina Girardi. En tanto, el nombre de Luis Molina Gaete aparece en el mes de junio con un pago de $222.222 como “Asesor Parlamentario”. Como si la generosa plantilla parlamentaria 2009 por el Distrito 18 (que en esta oportunidad incluye a diez candidatos, entre ellos la propia Cristina Girardi y la esposa del senador ex PS Alejandro Navarro, Ana García) no fuese suficiente para complicar los planes del senador Girardi de mantener la hegemonía familiar en la zona, ahora surge esta nueva, que implica dar explicaciones a la Tesorería del Senado. El pasado 12 de agosto la comisión de Régimen Interior acordó que: “…Los gastos en personal corresponden a servicios prestados para el Senador, mediante contrato de trabajo o boleta de honorarios, en los cuales se especificarán las labores realizadas”. Resulta curioso, al menos, que Luisa Gaona y Luis Molina, puedan certificar competencia como para que el Senado autorice los respectivos pagos, sin cuestionar sus habilidades, y comprobación respecto a la efectiva prestación de servicios al senador Girardi. Tal como ha manifestado la propia Luisa Gaona, ella trabaja para la ex alcaldesa Girardi y no para su hermano senador. La situación puede ser muy compleja para el legislador PPD, quien tendrá que demostrar ante su Corporación cuáles fueron los servicios que justificaron los pagos a Molina y Gaona. Luisa Gaona mantiene una antigua amistad con la hermana del senador Girardi. Ambas se conocen desde principios de los noventa, cuando la primera era una avezada dirigente poblacional con redes construidas durante la lucha contra la dictadura al interior de lo que fueran Las Barrancas, y la segunda era una tímida e inexperta aspirante a concejala por la naciente comuna. Antes de su primera incursión política en Cerro Navia, Cristina no figuraba en la memoria del lugar. Fue Gaona quien la presentó a todos los dirigentes sociales, la hizo conocida, y la acompañó a reuniones dentro y fuera de la comuna. Desde aquella campaña de Cristina Girardi (a principios de los 90) hasta la actual como diputada, el trabajo de su amiga ha sido fundamental, como también lo fue en la campaña que llevó a su padre Guido Girardi Briere (destacado médico broncopulmonar infantil) a la Cámara de Diputados en 2005, ocasión en que Gaona lo “paseó” por los clubes de adultos mayores. En 1992, Cristina Girardi logró llegar al Concejo Municipal (17,17 por ciento de la votación) y dos años después (producto de un acuerdo al interior de la Concertación) reemplazó al primer alcalde en democracia, el DC Rafael Hernández. Luego fue reelegida como alcaldesa por tres períodos consecutivos bajo al alero del PPD, hasta diciembre de 2008. “No me alcanza con el sueldo de alcaldesa”, se quejó Girardi en más de una ocasión frente a sus colaboradores. Sin embargo, su intento por llegar al Parlamento tuvo que esperar; de hecho, sufrió dos postergaciones. La primera, en 2001, cuando su hermano diputado la obligó a retroceder debido a encuestas que no aseguraban el triunfo de su “elegido”, el ahora alcalde de Melipilla, Mario Gebauer (PPD), frente al RN Luis Plaza. La segunda, en 2005, cuando el propio Girardi no tenía certeza de obtener el cupo que buscaba para postular al Senado. Consciente de la importancia de la maquinaria proselitista que durante años funcionó al interior del municipio en beneficio de la familia Girardi, una de las primeras medidas administrativas que tomó el nuevo alcalde Luis Plaza (RN), fue despedir a los encargados territoriales (funcionarios contratados y entrenados durante la administración Girardi para hacerse cargo de cada uno de los ocho territorios en que fue dividida la comuna, en función de la ordenanza de participación ciudadana, un sistema de control político del territorio comunal que permitió asignar recursos de manera focalizada, para luego “pasar” la cuenta). Un verdadero golpe bajo a la campaña de la ex alcaldesa, pues, esos funcionarios poseen experiencia política para penetrar las organizaciones sociales y replicarla en las otras dos comunas del Distrito 18 (Lo Prado y Quinta Normal), cuestión que ahora se torna muy costosa para la familia Girardi. Gaona podría, al igual que otros dirigentes “duros” que aún le guardan cierta lealtad a la ex alcaldesa (aparte de los ex encargados territoriales), hacer más por ella todavía: reposicionarla en una comuna donde la familia Girardi perdió el poder del municipio a manos del RN Luis Plaza, un alcalde con fuerte arraigo popular, que tiene en sus manos el manual para desactivar el “girardismo”. En reiteras oportunidades, Plaza ha manifestado que Cristina Girardi gobernó con muchos funcionarios subrogantes. Y no se equivoca, porque él también fue concejal de la comuna. En efecto, muchas veces Girardi delegó su autoridad y gestión en la actual administradora municipal de Pedro Aguirre Cerda, Rosemarie Báez Green, que muchas veces le cubrió las espaldas durante sus frecuentes ausencias, ya sea por licencias médicas, o por viajes al extranjero; la misma funcionaria de confianza que siempre halló las formas y métodos para explicar y cuadrar licitaciones, compras y ventas del patrimonio municipal, sin que su jefa saliera magullada. La campaña parlamentaria recién comienza y, al parecer, la Fiscalía Regional de Valparaíso no sacará sus ojos del uso que se les dé a los fondos públicos asignados a los parlamentarios. Los electores del Distrito 18 merecen escuchar una explicación, y no esperar que sean los medios quienes investiguen en las cuentas de campaña. Eso ocurrió en 2006, cuando el nombre del administrador electoral del senador Girardi, Ricardo Farías, apareció vinculado al caso facturas falsas de Publicam.
Comentarios
Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. --------------------------------