THE CLINIC PRESS
El fiscal de Rancagua, Servando Pérez, la acusaba de tener participación en dos asaltos a bancos ocurridos en Machalí (2004) y Loncoche (2005), pero al Tribunal Oral en lo Penal de Temuco, donde se realizó finalmente el jucio, no lo convencieron para nada los argumentos del Ministerio Público. Hoy entregó su fallo, que libró de polvo y paja a todos los imputados del caso: la documentalista Elena Varela, Sergio Reyes y Kenny Sánchez. Al último se le comprobó sólo un delito, tenencia ilegal de arma de fuego.

Elena Varela, sale así indemne, luego de largos años de investigación judicial, que ella y los círculos chilenos de documentalistas calificaron siempre como una persecución política. Importantes creadores nacionales, como Francisco Gedda (Al Sur del Mundo, Frutos del País), Ignacio Agüero (Cien Niños Esperando un Tren, El Diario de Agustín), y organizaciones como Reporteros sin Fronteras, adhirieron a su causa, afirmando que los cargos no eran más que una forma solapada de amedrentamiento y un atentado a la libertad de expresión, en contra de una directora que se encontraba, al momento de su primera detención, embarcada en realizar un documental crítico sobre la situación del pueblo mapuche.