El presidente de la UDI reacciona tras la salida de su hermano: Juan Antonio Coloma está enchuchado con Felipe Kast

THE CLINIC
Desde la salida de Pablo Coloma, en el Fosis el ánimo no es el mejor. El día que el ex director Juan Pablo Coloma fue a buscar sus cosas (lunes 26 de abril) en el hall del edificio del Mideplan los funcionarios se reunieron a aplaudirlo y a gritarle “¡Coloma, amigo, el pueblo está contigo!”. Kast, dicen fuentes del Fosis, se encontraba entonces en el edificio y probablemente escuchó las manifestaciones de apoyo. A los funcionarios les cuesta entender que el ministro le haya pasado la aplanadora a Coloma. “Sobre todo porque apenas asumió se reunió con todo el Fosis y nos dijo “yo le pedí a Pablo que se quedara trabajando con nosotros porque este es un equipo muy capaz”, cuenta una funcionaria.

Pero esa percepción cambió. Y Kast le pidió a Coloma despedir a los 15 directores regionales días antes de la publicación de La Segunda, donde se filtró la negativa de Coloma y la petición de renuncia.

“La Segunda llegó a las manos de Coloma, minutos después de que llegara la carta en que le pedían la renuncia… Apenas eso ocurrió, Coloma nos llamó y nos dijo con todas sus letras que le habían pedido que despidiera a todos los directores regionales y que él no había estado dispuesto y frente a eso le pidieron la renuncia”, dice la misma funcionaria, y remata: “Lo único que supimos antes fue que Jacqueline Van Rysselberghe envío un oficio pidiendo que le nominaran un director regional…”.

En la UDI el gesto de Kast no gustó. Si bien todos saben que Kast está haciendo su negocio: lucirse en un ministerio que, históricamente, ha tenido poca visibilidad. Parece insostenible haber desbancado al hermano del presidente del partido.

“Coloma (el senador) estaba enchuchado porque lo expuso a él y a su hermano a una polémica que no valía la pena. Porque podía haberle pedido la renuncia al director del FOSIS sin que nadie se hubiera enterado, ¡pero filtrarlo a la prensa!, ¡es una vergüenza! A este le falta olfato político, porque él y su entorno se creían que al filtrar esto a la prensa, estaban dando un golpe de poder, como “mira, soy el ministro y me eché hasta el hermano del presidente de la UDI”, pero acá la lectura es que Kast se sobregiró”, dice un aliancista.

Senadores como Víctor Pérez del círculo de Coloma serían algunos de los molestos. Para ellos, ahora, ya no importa que Kast sea el hijo de Miguel Kast, uno de los estandartes del partido. Podría ser, especulan en la UDI, que esta jugada le pase la cuenta al ministro en el Congreso.

El mismo aliancista afirma: “Mañana el Congreso no le va a aprobar ninguna ley, sobre todo cuando Coloma tiene mayoría ahí y a su entorno esta hueá no le gustó. Y no es extraño que mañana la Concertación rechace el proyecto del Ministerio Social, o que pida la cabeza de Kast a cambio de aprobarlo. Definitivamente, se sobregiró, no calculó. Esto de aparecer como el ministro más empoderado es una caricatura que le va a durar dos segundos”.

The Clinic Newsletter
Comentarios