Posnatal: El uso e interpretación inadecuada de las encuestas de opinión

Por Amparo Bravo / elquintopoder.cl

“Encuesta: 68% de las mujeres piensa que cambio en posnatal afectará el empleo.” De este modo tituló La Tercera, el pasado martes 13 de abril, el artículo relativo a los resultados de la encuesta Voz de Mujer del Bicentenario, encargada por Comunidad Mujer al Centro de Microdatos de la Universidad de Chile. En ella, entre los meses de septiembre a noviembre de 2009, se encuestó “cara a cara a 3.000 mujeres entre 18 y 65 años, residentes en viviendas particulares urbanas de las 15 regiones del país”. Luego, el 30 de abril, La Tercera va más allá y titula: “Un 69% de las mujeres se muestra preocupada por proyecto de extensión del posnatal”, aludiendo exactamente a la misma encuesta.
En unas pocas semanas hemos visto cómo se ha instalado una percepción negativa en relación al proyecto de extensión del posnatal a 6 meses en los medios, centradándose en lo que, supuestamente, acarrearía esta ley: una disminución en la tasa de empleabilidad de la mujer (y en sus posibilidades de acceder a puestos de responsabilidad). Se ha utilizado la encuesta mencionada previamente para apoyar la percepción negativa respecto de dicho proyecto de ley.
Hay dos preguntas de la encuesta que se han utilizado para estigmatizar el proyecto original y “justificar” la necesidad de “flexibilidad” en el tema del posnatal y que, sin duda, han teñido el perfil de la recientemente creada Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad. La primera, si se piensa que la extensión del posnatal desincentivará la contratación de mujeres (con un 68.8% respondiendo que sí) y la segunda, si estaría dispuesta a traspasar días del pre al posnatal (con un 57.9% a favor).
A partir de ahí, se ha hecho una “interpretación” de estos datos para justificar una determinada política, y los medios han colaborado en esto instalando la percepción de que las mujeres estarían mayoritariamente “en contra” o “preocupadas por” la extensión del posnatal a 6 meses debido al “temor” que les genera la posibilidad de ver mermadas sus oportunidades laborales y que, por el contrario, se inclinarían más por una “flexibilización” del fuero, ya que más del 57% “traspasaría días del pre al posnatal”.
¿Es esta la verdadera opinión de la mayoría de las mujeres chilenas?
En un certero y preciso análisis, María Soledad Martinez-Gutiérrez toca puntos importantes relativos a esta encuesta:
“No es claro cómo se hizo la pregunta, pero según lo que se entiende de la presentación que hizo el Director del Centro de Microdatos, a las mujeres se les preguntó si estaban de acuerdo con la siguiente afirmación: “La propuesta de extender el posnatal a 6 meses generará un desincentivo para la contratación de mujeres”. Si la pregunta fue hecha así, claramente la respuesta estaría sesgada ya que la gente en general tiende a concordar con lo que ella cree que el entrevistador piensa. Una pregunta de este tipo siempre estará sesgada hacia la respuesta positiva.”
Y continúa su análisis deteniéndose especialmente en la “interpretación” que hizo de dichos datos la Directora Ejecutiva de Comunidad Mujer y miembro de la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad, Susana Carey:
“La nota de La Tercera reporta que la Directora Ejecutiva “comenta que esto “refleja el temor [de las mujeres] de que esto les va a significar tener mucho menos competitividad frente a contratar un hombre versus a una mujer en el mercado laboral. Estamos hablando de sectores de menores ingresos, donde los empleos son más informales, entonces hay una percepción de que puede que esto me afecte y yo quede fuera de este proceso de contratación”.” (…) La información que nos entrega una pregunta de este tipo es plana (en contraposición a densa como la que arroja un estudio cualitativo) porque nos dice sólo lo que preguntamos, en el formato en que lo preguntamos. Utilizando sólo estos resultados, es imposible saber qué sienten las mujeres respecto a esta creencia. (…) El problema es que las consecuencias de interpretar datos cuantitativos de esta forma no son sólo metodológicas… uno se puede imaginar a los detractores de esta medida utilizando esta interpretación (incorrecta por decir lo menos) para apoyar sus puntos de vista.”
Y es justamente esto último lo que ha ocurrido. En la Comisión se ha incluido a dos directivas de Comunidad Mujer (que, claramente, apoyan esta interpretación) y el resto de los miembros de la misma ha hecho eco de estos argumentos. La Comisión que se ha creado es todo menos “transversal”, a diferencia de lo que ha manifestado el Presidente Piñera. ¿Dónde ha quedado el debate?
Claramente las dos preguntas en las cuales se están basando gran parte de los argumentos en contra de la “extensión” y a favor de la “flexibilización” del posnatal son “leading questions”, es decir, preguntas que “guían” la respuesta del entrevistado hacia una determinada respuesta y, por lo tanto, con un claro sesgo e inapropiadas para hacer un análisis “cualitativo”.
Por otra parte, del formulario de preguntas de la encuesta, al parecer se omitió del todo la pregunta directa (¡y obvia!) de si: “¿Está usted de acuerdo con la extensión del posnatal a 6 meses?”, o “Entre estas dos opciones, ¿cuál prefiere?: a) Traspasar días del pre al posnatal o, b) Que se extendiera el posnatal a 6 meses.” El 57.9% que responde que estaría dispuesta a pasar días del pre al posnatal no es más que un reflejo de que las mujeres sí quieren pasar más tiempo con sus hijos recién nacidos, y tal vez ese porcentaje no fue mayor simplemente porque hay muchas mujeres que, queriendo lo mismo, no están dispuestas a que ese beneficio sea a costa de otro (el pre natal).
El problema es que se ha posicionado en los medios, gracias a los argumentos unilaterales que han manifestado los miembros de la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad, una percepción negativa respecto de la extensión del posnatal a 6 meses, y presentan esta postura como si fuese compartida por el 69% de las chilenas, a la luz de los resultados de la mencionada encuesta.
Dada la importancia de lo que se está tratando en la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad, creemos que deberían considerarse la gran cantidad de estudios a favor de la extensión del posnatal a 6 meses (estudios económicos, sociales, médicos, de impacto sobre el trabajo y contratación de mujeres, etc.) y, más aún, debería incluirse a personas a favor de esta postura (Senador Mariano Ruiz-Esquide, Diputada Carolina Goic, miembros de la Sociedad Chilena de Pediatría, representantes de sindicatos femeninos que no están siendo representados por la postura de la también miembro de la Comisión Ana Bell Jaras, etc., por nombrar sólo a algunos), a fin de que realmente se genere un debate que nos dé la mejor legislación posible en torno a este delicado tema. Esa es nuestra demanda.
¡Queremos debate! ¡Lo exigimos! ¡Por nuestras familias y por nuestros niños! ¡Por un futuro más justo y con menos desigualdades!
Si tú también quieres que se incluyan otros puntos de vista en la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad, que la decisión no se tome en base a la interpretación arbitraria de una encuesta y pueda, efectivamente, generarse un debate con altura de miras, ayúdanos en la recolección de firmas. Súmate a esta acción y escríbenos a [email protected], indicándonos tu nombre y RUT y pasa esta información a todos tus conocidos.

Comentarios