Foto: Alejandro Olivares

Poeta, diarista, fotógrafo y columnista de este pasquín, Claudio Bertoni acaba de ser reconocido con el Premio Nacional del Humor, otorgado por el Instituto de Estudios Humorísticos de la Universidad Diego Portales. Guillermo Tejeda, Pablo Zuñiga, Pedro Peirano y Sergio Araya conformaron el jurado que para premiar al vate arguyó su “uso permanente y sostenido del humor en una obra siempre corrosiva, personal y profunda”.

El poeta dice haberse muerto de la risa cuando lo llamó por teléfono el director de la iniciativa, el escritor Rafael Gumucio, para contarle la buena nueva. “Le dije esto parece chiste y Gumucio me respondió a mí también…”.

Bertoni quedó más confundido con la cifra humorística del premio, 300 lucas, y se lo alcanzó a comentar a Gumucio, quien también dijo que le parecía un chiste el monto. “Pero como al caballo regalado no se le miran los dientes, no digo nada”, dice Bertoni. El premio lo va a fondear en el banco para que le dé intereses.

También pensó que lo estaban tirando a partir, porque después de todo estaban diciendo que “mi poesía es para la risa”. Pero después de pensar en el tema, cachó que no era esa la mano. “Me acordé de Catulo, uno de los poetas que me gusta mucho y que tiene poemas muy divertidos, me acordé de Nicanor, que para qué decir, y de un poeta lírico, el primero de Occidente, que es bien satírico y duro… Ellos sin el humor no existirían. Así que con eso me consideré contento. Hallo que el humor es una cosa absolutamente imprescindible. Gracias al humor que nosotros podemos seguir chacoteando en este valle de lágrimas. Sin esa huevá, este planeta no habría durado ni cinco minutos”, cuenta el autor del poema La Dehesa, que dice simplemente así: “Las casitas/ de los conchas/ de su madre”.

La premiación se realizará el martes 19 de octubre, a las 13:00 horas, en el segundo piso de la Facultad de Comunicación y Letras de la UDP.

Anteriores ganadores del premio fueron Jaime Celedón, Andrés Rillón y Rufino.