Desde La Moneda, el presidente Sebastián Piñera anunció que en marzo enviará al Congreso el proyecto que extiende el postnatal a 24 semanas y que entrega un subsidio estatal de hasta 30 UF para que las mujeres no vean mermado su salario durante este período.

Luego del cuestionamiento que había recibido el Gobierno por no cumplir la promesa de campaña de un postnatal de seis meses, desde La Moneda el Presidente Sebastián Piñera dio a conocer los detalles del proyecto de ley que será enviado en marzo al Parlamento.

Según el mandatario, la iniciativa mantiene las condiciones actuales y “agrega nuevos beneficios en materia de calidad, cobertura y flexibilidad”. De esta manera se mantienen las seis semanas de prenatal actuales y la nueva ley extendería el postnatal a 24 semanas, desde las 12 que corrresponden hoy.

El presidente explicó además que el proyecto involucra flexibilizar el sistema vigente. Así las madres podrán traspasar hasta dos semanas desde el prenatal al postnatal y también entregar hasta seis semanas del postnatal al padre, sin que la madre pierda el fuero maternal.

Para complementar el beneficio,  las mujeres “recibirán un subsidio maternal que cubrirá su remuneración con un tope de 30 UF mensuales, lo que equivale a 650.000 pesos. Esto significa que ocho de 10 mujeres que reciban el beneficio recibirán el 100 por ciento de sus remuneraciones durante el periodo de descanso de 12 semanas adicionales” señaló el mandatario en el Palacio de La Moneda.

Por ultimo, la modificación que será enviada durante marzo a Valparaíso contempla que las madres puedan reintegrarse parcialmente a su jornada laboral luego de haber cumplido al menos doce semanas de postnatal.

Las críticas

El anuncio llega marcado por las acusaciones de personeros de oposición en los últimos meses, respecto que el proyecto de postnatal no cumplía con lo prometido en la campaña de Piñera en 2009.  Incluso a principios de marzo la CUT organizó una marcha que buscaba “defender los derechos laborales de las mujeres” en medio de críticas de los líderes concertacionistas, quienes decían que el anuncio venía con “letra chica”.

En tanto el Senador DC Mariano Ruiz-Esquide manifestó su desacuerdo al proyecto argumentando que no le parec un buen proyecto ” porque no cumple con lo que se comprometió… el compromiso del candidato fue seis meses de post natal, sin tocar el prenatal, sin traspasos, sin flexibilidad, y sin voluntariedad”.

El parlamentario democratacristiano señaló que si no hay cambios al proyecto votará en contra de este. “El problema es la letra chica… en lo cuál el Presidente parece ser maestro, debido a que en su vida ha estado presente la negociación financiera… y ahí parece que vale mucho la letra chica, pero en política no y menos cuando se trata de la salud de los niños” dijo en un comunicado.