El gobierno del retail

Tras la explosión del fraude y los delitos cometidos por La Polar, el Gobierno corrió como bombero a tratar de apagar el incendio y evitar que este se extendiera a su terruño: una y otra vez la vocera de Gobierno, Ena von Baer minimizó los vínculos de los personeros de La Moneda con esta y otras firmas. Pero la fuerza de los hechos terminó quebrando su defensa y en una de las últimas referencias al caso, trató de justificar los vínculos diciendo que los funcionarios no venían de Marte y tenían pasado.

Un pasado ligado a la deuda de los chilenos.

Una investigación realizada por la organización ciudadana Sentidos Comunes señala que 7 de cada 10 pesos que deben los chilenos a las empresas del retail irán a parar a empresas donde trabajaron ministros del gobierno. Esta cifra ascendería a 9 de cada 10 pesos si se toman en cuenta a los subsecretarios y asesores del Gobierno de los mejores.

El 36 por ciento del total de la deuda de los chilenos con tiendas minoristas corresponde a obligaciones con CMR Fallabella –contigo siempre-, empresa que dirigió el Ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno y que en su proceso de fusión con D&S y ante los reparos de la fiscalía económica, contrató al Ministro de Justicia, Felipe Bulnes, para su defensa.

Según el informe, el 16 por ciento de la deuda responde a Cencosud y el 17 por ciento a Ripley, empresas donde el biministro Laurence Golborne fue Gerente General y Director, respectivamente.

“A esto se puede sumar el 9 por ciento de D&S, donde el subsecretario de prevención del delito, Cristobal Lira, fue gerente general, y el 11 por ciento de La Polar donde fue director Luis Hernán Paul, quien realizó asesorías al ministro de defensa Andrés Allamand. Con estos datos, 9 de cada 10 pesos que los chilenos le deben al retail irán a parar a empresas donde trabajaron miembros del gobierno” señala Nicolás Valenzuela, director de SentidosComunes.cl.

La investigación analiza las declaraciones de patrimonio e intereses de todo el gabinete de ministros, y se cruzaron con los datos de deuda de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

Según el documento, Golborne sería uno de los personeros de Gobierno en peor situación frente al tema pues “era gerente general de Cencosud cuando en 2006, el Sernac, a cargo de José Roa en ese entonces, presentó una demanda colectiva junto a la Corporación Nacional de Consumidores (Conadecus) por una cláusula abusiva contra los clientes de la tarjeta Jumbo Más”.

Y sigue. “A principios de enero de 2011, los tribunales condenaron a Cencosud por esta situación”. El ex director del Sernac, José Roa, dice que el ministro, “en esa época, gerente de Cencosud, tomó la decisión y la ratificó, porque no estuvo dispuesto a ajustar su comportamiento. Y terminó en tribunales”.

En el documento se aclara que el modelo de endeudamiento con tarjetas del retail es propio de los sectores medios-bajos y bajos. Los hogares del grupo socioeconómico D son los llamados “vulnerables” por las políticas sociales y al mismo tiempo los que poseen más tarjetas del retail. El dinero plástico se encuentra presente en un 47 por ciento de estos hogares, frente al 35 por ciento del segmento ABC1.

“El modelo de deuda bancaria, altamente regulado, es propio de la clase media y alta y de las empresas. El modelo de endeudamiento popular es con las casas comerciales”, señala el documento.

“Lo que comprobamos con el dossier de Sentidos Comunes es que este es el gobierno del retail. En ese sentido, esperamos que este material sirva para aclarar que los dichos de la vocera von Baer no son efectivos, porque la relación del gobierno con el retail, y particularmente el endeudamiento, es clara. Incluso su principal figura, el ministro Golborne, tiene responsabilidad que ha sido consignada en fallos judiciales contra Cencosud bajo su gerencia” sentencia Valenzuela.

Comentarios