La Contraloría General de la República ordenó al ministerio de Justicia restituir en sus funciones al ex jefe operativo de Gendarmería de la región Metropolitana, Jaime San Martín, quien fue dado de baja en diciembre pasado, tras la tragedia que costó la vida a 81 reclusos en el incendio que afectó a la cárcel de San Miguel.

El órgano fiscalizador acogió una presentación realizada por la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios (ANOP) respecto de la decisión del Ejecutivo de pedir sus cargos a los altos mandos responsables de la seguridad carcelaria y a los centinelas que fueron formalizados por el Ministerio Público.

San Martín estaba encargado de velar por el correcto funcionamiento de todos los penales de Santiago, por lo que el ministro de Justicia, Felipe Bulnes, junto al director nacional de Gendarmería, Luis Masferrer, determinaron su remoción tras la tragedia.

La Contraloría estableció que se violaron los estatutos administrativos al determinar arbitrariamente, sin un sumario, la salida del oficial, por lo que ordenó su reincorporación.