Nació como Álvaro José Arroyo González, pero pasó a la historia de la música como Joe Arroyo y en su natal Colombia lo llamaban simplemente “El Joe” / El salsero colombiano, de 55 años, falleció este martes en una clínica / Se va el autor de 107 canciones, pero muy conocido por esa salsa pegajosa: “No le pegue a la negra”.

Álvaro José Arroyo, el centurión de la noche, murió en la Clínica Asunción de Barranquilla tras ser hospitalizado desde el pasado 27 de junio por varias complicaciones de salud.

La esposa del cantante, Jacqueline Ramón, confirmó en Caracol Radio que Arroyo murió tranquilo, acompañado de sus familiares.

El cantautor colombiano registró presión baja, una falla multiorgánica y mantenía un programa de diálisis diaria y asistencia respiratoria mecánica.

El miércoles en la noche, el obispo auxiliar monseñor Víctor Tamayo le impuso los santos óleos al artista.

Arroyo González, ‘El Joe’, nació el primero de noviembre de 1955 en Cartagena a la una de la tarde.

Su padre Guillermo Arroyo, padre de otros 36 hijos y radicado por mucho tiempo en San Andrés, reconoció en El Joe a su hijo más importante por las condiciones en que llego a este mundo.

De cuna humilde, estrato social difícil, condiciones de salud precarias desde su nacimiento, escasa educación escolar y un solo propósito en la vida: ser alguien importante para la música del Palenque que lo vio nacer, fueron sus ideales para convertirse en leyenda de la música.

Inició como cantante en los Caporales del Magdalena, luego en Los Corraleros de Majagual. Pero la fama la alcanzó cuando en 1971 firmó para Discos Fuentes y es reclutado por Julio Ernesto Estrada, bajista, cantante, compositor y productor de Fruko y sus tesos.

Luego empezó a cantar con los Latin Brothers y se separó en 1980 para fundar su propia orquesta: La Verdad.

Considerado por su voz de tenor como la ‘Voz Masculina de la Salsa’, comentario expresado por la misma Guarachera de Cuba, Celia Cruz, Arroyo fue uno de los cinco colombianos que han aparecido en la portada de la revista Rolling Stone.

Su comida favorita era gallina guisada, el arroz con coco y la ensalada de Aguacate.

Quebrantos de Salud

Dos matrimonios, cuatro hijos y una 1 nieta, es el balance del grupo familiar que lo acompañó durante su vida y su enfermedad que lo aquejó por varios años.

A principios de los 80 se dio el primer rumor de su muerte por haberse alejado de los escenarios durante 2 años.

Pero el primer episodio real y grave se dio el lunes 26 de abril del 2010, cuando debió ser internado por un grupo de familiares en la Clínica del Caribe, donde permanecía hasta la tarde del miércoles bajo una estricta atención médica, aunque en la tarde del miércoles ya mostraba mejoría y fue sacado de cuidados intensivos.

Su historia médica registra una isquemia, problemas renales, motrices y dificultad para cantar. Incluso en algunos conciertos debió ser ayudado a subir a la tarima debido a estados de debilidad y desorientación.

Entre junio y julio del 2011, El Joe estuvo hospitalizado en Barranquilla y las divisiones familiares salieron a flote, cuando su hija Eikol denunció que Luis Ojeda, al manager de su padre, abusó de la salud del cantante y no se los dejaba ver.