La selección chilena de balonmano se quedó este lunes con una histórica medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, tras vencer en la definición por el tercer lugar a República Dominicana.

El cuadro dirigido por el técnico Fernando Capurro y liderado por Marco Onetto debió luchar, correr y meter hasta el final para vencer a los centroamericanos por 27-24.

El partido aparecía accesible en la previa, pero el rival sorprendió y se puso arriba en el marcador, complicado a la escuadra criolla.

Sólo con el correr de los minutos Onetto y compañía fueron controlando el juego y revirtieron el scorer, ventaja que nunca más perderían.

El equipo nacional se llevó un bronce histórico, pues nunca una selección llegó a esta instancia en el balónmano en un torneo de este nivel.

El resumen, triunfos sobre Canadá, Venezuela y República Dominicana y derrotas ante Brasil y Argentina, justamente los finalistas que lucharán por el oro.