Esta tarde la Fiscalía Militar de Concepción decidió procesar al carabinero Nicolás Vera por el delito de violencia innecesaria con resultado de lesiones tras la golpiza dada al Secretario General de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, FEC, Recaredo Gálvez en julio de este año.

Ese día hubo una protesta de distintos movimientos sociales que reclamaban por la nula respuesta del Gobierno a las demandas habitacionales de los pobladores de Dichato tras el terremoto.

Luego de enfrentamientos con carabineros fue detenido Recaredo Gálvez, acusado injustamente de homicidio frustrado y porte ilegal de armas tras ser el supuesto autor del lanzamiento de una bomba molotov contra la policía uniformada.

Este incidente provocó la detención por varios días del dirigente en el penal de El Manzano, tras lo cual salió en libertad una vez comprobada su inocencia.

En aquella ocasión los senadores Ximena Rincón y Alejandro Navarro interpusieron una querella por las lesiones con que resultó el dirigente en el momento de su detención, constatadas en el Hospital Regional.

“Con esta resolución está quedando al descubierto que todas las acusaciones en contra del estudiante fueron parte de un montaje, como lo denunciamos desde un comienzo, para eludir la responsabilidad del funcionario que lo golpeó cobardemente arriba del bus policial. Pues eran evidentes las falsedades de las imputaciones, pues nunca se presentaron pruebas convincentes. Y lamentablemente, todo este tongo hizo que el dirigente pasara días y noches en la cárcel y ser expuesto a nivel nacional a un escarnio público”, dijo el senador del MAS en el portal LaTercera.com luego de conocer la resolución de la justicia militar.