Una nueva denuncia de discriminación contra asesoras de hogar en Chicureo hizo pública hoy la ONG Justa Causa. Según la organización, en el condominio El Algarrobal 2, ubicado en esa zona, entre sus normas de ingreso está prohibido a los trabajadores ingresar a pie al recinto para que no roben o dateen a otros ladrones.

“Que la medida ha sido instaurada para evitar que las personas que laboran temporalmente en las casas, como nanas, jardineros y obreros, cometan robos o entreguen información relevante acerca de la privacidad de otros vecinos del condominio mientras se dirijan a la casa donde dicen trabajar”, dice el texto.

El abogado de la ONG, Nicolas Pavez Cuevas, señaló que presentarán un recurso de protección durante los próximos días para dejar sin efecto la norma del condominio, semanas después de saberse el polémico instructivo del Club de Golf Brisas de Chicureo. “Nos encontramos ante una medida ilegal y arbitraria, que atenta gravemente con la presuncion de inocencia que le asiste a toda persona”, dijo Pavez.

Según lo argumentado por la administración del condominio la medida se explica por el “muy alto costo” de las viviendas, “con bienes muebles de gran valor en su interior, los que son totalmente apetecidos o de interés de los delincuentes”. Además, el argumento principal del condominio es “el 90% de los delitos a la propiedad privada, esto es robo de especies al interior de inmuebles, tienen su origen en datos o antecedentes o información proporcionados a los delincuentes por personal que ha laborado o labora en el inmueble o derechamente cuenta con la complicidad del personal”.

“La situación antes descritas nos ubica en la peligra hipótesis de presumir que quienes no cuenten con un vehículo para ingresar a dicho condominio, se les presume o delincuentes o ‘facilitadores’ de dichos eventuales delitos. Dicha normativa constituye una grave vulneración a las garantías constitucionales de la igualdad ante la ley, ‘derecho al trabajo’, sin perjuicio de atentar contra nutrida legislación en materia de normas nacionales e internacinales contra toda forma de discriminación”, sostiene la ONG.