La Corte Suprema ratificó que el Servicio de Vivienda y Urbanismo del Biobío debe pagar una indemnización total de 262 millones 440 mil pesos por la deficiente construcción de 139 viviendas en Concepción.

En fallo unánime, los ministros de la Tercera Sala del máximo tribunal del país determinaron que el servicio debe pagar la suma de 1 millón 960 mil pesos a 139 dueños de las casas habitación del denominado Barrio Modelo.

El dictamen ratifica la responsabilidad del ente estatal en la mala construcción de las viviendas entregadas a partir de 2003.

Además asegura “que el Servicio de Vivienda y Urbanismo tiene como responsabilidad preparar y desarrollar planes y programas -aprobados por el Ministerio respectivo- y de efectuar estudios para la adquisición de los terrenos necesarios para los programas que deba ejecutar y proyectar y construir las denominadas viviendas económicas”.

La resolución agrega: “En esta línea argumental carece de asidero el predicamento del Serviu demandado en el sentido de que, en el caso específico, no le afectaba un deber de otorgar una solución habitacional a los demandantes, quienes eran personas que se encontraban en situación de marginalidad habitacional, dentro de un plazo determinado”.

Los demandantes pertenecen a la Agrupación de Comités de Allegados y Sin Casa Barrio Norte, conformada por familias de extrema marginalidad habitacional de áreas urbanas incluidas en programas anuales de erradicación.