Un estudio del Ministerio de Transportes dado a conocer por el Diario de Agustín reveló lo que todos sabían: la construcción del complejo Costanera Center de la empresa Cencosud dejara la cagada con el transporte en la zona aumentando los tiempos de movilización en hasta un 50%.

Además, el megaproyecto inyectará 2.700 vehículos extras a la zona y más de 5.000 peatones, según la municipalidad de Providencia.

Según el documento, la velocidad de circulación por la Costanera Andrés Bello y sus calles aledañas no supera los 8 kilómetros por hora, pero este tiempo podría reducirse incluso a un kilómetro por hora cuando la obra maestra de Horst Paullman esté terminada.

Ahora resta ver si el Ministerio de Obras Públicas, encabezado por el ex empleado de Paullmann Laurence Golborne, decide ejecutar las obras de mitigación de impacto para la megaconstrucción.