Luego del quiebre de la mesa entre los dirigentes sociales y el Gobierno volvieron las manifestaciones a las calles de Aysén, protestan que se dieron durante toda la noche y se han prolongado hasta la mañana de este jueves.

Desde la tarde del miércoles que la gente volvió a bloquear las principales rutas de la región tras un nuevo fracaso en las negociaciones.

El vocero Misael Ruiz, dijo ayer que mientras ellos viajaban a Coyhaique, “la policía arremetió contra los manifestantes, la mayoría mujeres y niños”.

El rompimiento del diálogo se dio luego que el Ejecutivo sostuviera reuniones paralelas con dirigentes que no son representativos de este movimiento para intentar provocar una disidencia en la organización.

Ruiz explicó que “está toda la disponibilidad de esta mesa de trabajo. Nosotros simplemente decimos que en este caso el Gobierno tiene que hacerse responsable de lo que pasa de este minuto en adelante”.

La situación provocó intensos enfrentamientos durante la madrugada entre los pobladores y Carabineros y en redes sociales se multiplican las denuncias de uso de balines por parte de la fuerza policial.

Las lacrimógenas nuevamente inundaron el aire patagónico, provocando estragos entre la gente que estaba en la calle y quienes habitan las casas en el sector de las manifestraciones.

Radio Santa María informó que la represión se Carabineros partió a las cinco de la tarde y continuó durante toda la madrugada. Según auditores de la sureña emisora habrían cerca de 10 heridos.