Wilma González: “No me arrepiento de haber hecho soft porno”

Ex Miss Playboy y actriz de soft porno, la española Wilma González, se hizo conocida en Chile por participar en Morandé con Compañía, ser notera de Primer Plano y ahora por su participación en Mundos Opuestos. Aquí habla de los chilenos pacatos, del SIDA que mató a su papá y le baja el perfil al video prohibido de Vale Roth con Kel Calderón.

¿Cómo fue la experiencia de haber sido Miss Playboy? ¿Fuiste a la mansión de Hugh Hefner por ejemplo?
-Fui a un pijama party. Más que pijama el mío era bodypainting. O sea, estar desnuda con mi cuerpo pintado.

¿Te dieron ganas de quedarte a vivir en la mansión?
-No. Había una oferta. No me quise quedar porque vivir ahí era un poco atarse, además que soy de viajar y no me gusta ese tipo de vida. Sí como para estar un rato y conocer el ícono de la mansión y al mismo Hugh Hefner. Pero no más.

¿Qué te pareció él?
-Hablamos súper poco. Más bien nada. Él te ve dos segundos, te mira y se va… Imagínate, en la casa viven como 200 chicas y en una fiesta pueden haber como dos mil… Te juro, es una locura. Hablé más con la hija que es la que lleva toda la marca. Era una señora muy seria, parecía Hillary Clinton de lo seria, curioso. Aunque parezca curioso, la mansión es bastante seria.

Después de eso, hiciste soft porno.
-Sí. Y no me arrepiento. Pero reconozco que cuando lo estaba haciendo y no había nada explícito, pensaba que todo resultaría mucho más sobreactuado y que no iba a ser tan de verdad. Y cuando me veo en la pantalla después, dije ‘guau, esa era yo, qué fuerte’. Pero nada. De hecho nunca más lo volvería hacer. Es como un estigma que me persigue, pero no es que me arrepienta.

¿Por qué un estigma?
-Siempre existe ese prejuicio de la gente que me dice “ay, has hecho porno”. Y no es porno. No hay sexo explícito. Es una escena erótica como podría haber en el cine convencional. Qué tanto le ponen. Además que tratan de encasillarte diciéndote que no tienes que ofrecer más que eso.

A propósito de videos, ¿viste el de Vale Roth con el futbolista?
-No, pero leí la noticia.

¿Qué te pareció el escándalo que se armó?
-No sé, le han puesto mucho… Hay otro video que sale con otra chica en una cama.

Con Kel Calderón, que después de publicado el video le echa la culpa al ravotril.
-Me hace mucha gracia eso. Porque si haces algo, bueno, hazte cargo. Mira, igual fastidia que todo el mundo vea lo que haces, pero hay que hacerse cargo. Sería ridículo que yo salga diciendo que me tomé un ravotril. Yo soy muy liberal. Si me graban dándome un beso con otra chica, igual me moriría de risa. No sería un escándalo. Para mí sería más peor tratar de esconderlo. Me llama la atención cómo es que se filtran esos videos. ¿Se autograbaron o qué? Porque a veces pienso que esto parece tongo, porque no sé, yo he hecho cosas privadas, pero todo lo que ha salido mío es de Playboy y nada más. También llama la atención eso de echarle la culpa al chico y que la chica estaba bebida… A ver: si estás teniendo relaciones, las estás teniendo. Trata que no se haga público si no quieres, pero decirle que él se aprovechó de ti, no me compro ese cuento.

LA IGNORANCIA

Me decías que tu familia era bien abierta. ¿Qué tanto?
-Con mi mamá puedo hablar cualquier tema. Es mi confidente. Me acuerdo cuando chiquita me compraba preservativos para que me cuidara. Y no me hacía ningún cuestionamiento moral.

¿A qué edad?
-A los 16. Es bueno que tus padres te eduquen sexualmente desde temprano. Obviamente, con ciertos límites, pero sirve para que no hayan embarazos no deseados o la transmisión de enfermedades. Por eso lo hacía mi mamá, sino quizás habría quedado embarazada con 15 años. Hay gente que le puede chocar una educación así, pero estudié, hice mi vida y no quedé embarazada a los 15 años. Me llama mucho la atención que acá haya tanto embarazo a esa edad.

Es demasiado.
-Falta hablar de esas cosas para evitarlos. No entiendo cómo la pastilla del día después cueste que la entreguen y que se diga que es abortiva cuando todos los médicos han dicho que no lo es. Pero a veces la ignorancia es mucho más fuerte.

Tu papá murió de SIDA hace unos años. Sigue habiendo mucha ignorancia al respecto.
-Mucha. Hay un estigma tremendo. Por ejemplo, hoy nadie se muere de SIDA, porque hay cura. Pero se piensa que la gente está condenada. Cuando murió mi papá, hace 17 años, no había tanto conocimiento. La gente pensaba que se podía contagiar hasta por hablar. Esa ignorancia, en algunos casos, sigue. Es más, el otro día me preguntaban en una entrevista si tenía rollos o si me hacía análisis. Obvio que me hago análisis de sangre, porque soy mamá, pero como todos… Y no lo hago por ese prejuicio. Hay que ser muy ignorante para preguntar eso. Fue fatal esa pregunta.

Has pensado volver a España. ¿Cómo has visto la crisis que están viviendo?
-Me encanta mi país, pero no volvería. Soy una ciudadana del mundo, además que la situación es lamentable en cuanto al paro laboral. Mis padres llevan seis meses sin trabajar. Y eso ya no pasa por una cosa de formación, es que ya no hay trabajo. Es bastante complicado. No creo que Rajoy lo solucione, sino que todo lo contrario. Pasarán años para que la cosa cambie. Por otro lado, está el tema del rey que anda matando elefantes… terrible. Considero que es una tontería que exista la monarquía. Hace que los impuestos sean mucho más elevados por culpa de ellos.

The Clinic Newsletter
Comentarios