Otra contra Labbé: Corte Suprema ordena a reincorporar a 12 alumnos del Lastarria



Una vez más la justicia le demostró al coronel Labbé que la dictadura se acabó. En esta ocasión fue la Corte Suprema, que a través de un fallo obliga al boina negra a reincorporar a 12 alumnos expulsados del Liceo José Victorino Lastarria.

En fallo dividido, los ministros de la Tercera Sala -Héctor Carreño, Juan Escobar (suplente), Carlos Cerda (suplente) y los abogados integrantes Emilio Pfeffer y Arturo Prado- ratificaron la decisión de la Corte de Apelaciones de Santiago que, el 16 de mayo pasado, había acogido la acción cautelar.

La determinación confirmó en todas sus partes la resolución del tribunal de alzada capitalino que había determinado el actuar abusivo de la dirección de establecimiento al cancelar las matrículas por orden del alcalde de Providencia.

“Tal como se expresa del contenido de los recursos antes señalados, como asimismo, de los informes evacuados por las recurridas, aparece como una medida claramente abusiva la usada por la Directora del Liceo A-45 “José Victorino Lastarria”, en orden a disponer la cancelación de la matrícula de los alumnos señalados anteriormente, puesto que, si bien, es cierto que ellos se encontraban en carácter de condicionalidad para el año 2011, resulta que debido a las movilizaciones estudiantiles ocurridas durante el año recién pasado, carecieron de la oportunidad para superar las deficiencias que los tenían en esa condición, más aún, si como lo señala la propia recurrida, el establecimiento permaneció tomado a partir del mes de mayo de 2011 y hasta el mes de enero del año en curso, en consecuencia la repitencia que les afectó no constituye una causal objetiva para colocar a dichos alumnos en la situación de extrema condicionalidad y por ello disponer la cancelación de sus matrículas”, señala el fallo que hace tapita a Labbé.

La determinación se adoptó con el voto en contra de los abogados integrantes Pfeffer y Prado, quienes fueron partidarios de rechazar el recurso al considerar que las cancelaciones de matrículas se ajustaron a la normativa.

“La decisión de cancelar las matrículas de los alumnos deriva del incumplimiento de las disposiciones estatutarias y reglamentarias que tanto ellos como sus apoderados aceptan y a las que se encuentran sujetos, de manera que habiendo incurrido los recurrentes de protección antes individualizados en los hechos que se describen en autos, el Liceo se encontraba revestido de la atribución indicada, tal como lo contempla la normativa que lo rige”, opinan los disidentes.

Comentarios