El diputado de la Democracia Cristiana (DC), Gabriel Silber, consideró una “pésima señal” de desconfianza la actitud de la directiva de su partido de impedir la asistencia de algunos parlamentarios falangistas al encuentro de este sábado con la sociedad civil, en la sede del Congreso en Santiago.

Al respecto, afirmó a Agencia UPI que hay una “tendencia en la Democracia Cristiana a negativizar cualquier actividad que huela a ciudadanía, que huela a abrirse a nuevos espacios de participación. Y eso, obviamente, lo recibo muy mal”.

“Me parece una pésima señal que entre camaradas y que entre la directiva exista desconfianza hacia sus propios parlamentarios. Ese es el peor signo de una coalición que no entiende que debe dejar de echarle la culpa al empedrado de sus malos resultados electorales, y pararse en sus propios pies desde el punto de vista electoral”, recalcó.

Silber reafirmó su decisión de “participar con mucho entusiasmo en mi condición de diputado, de diputado de la Democracia Cristiana y espero tener un rol de escucha activa respecto de lo que son estos 100 movimientos sociales que están convocados para escuchar sus planteamientos, sus disensos y comenzar a dar un giro hacia la democracia”.