Carta a El Mercurio enviada por Benjamin Kemball, gerente general British American Tobacco Chile.

Señor Director:

Ante los dichos del ministro de Salud, Jaime Mañalich, en los que afirma que “es conocido que la industria tabacalera financia a actores y financia películas para lo que se denomina placement o inclusión de figuras importantes fumando, de manera tal de hacer esta propaganda encubierta e inducir a personas a que sigan fumando o se inicien en el hábito”, deseo manifestar de la manera más enfática que British American Tobacco Chile jamás ha realizado esta práctica.

Lamentamos profundamente las declaraciones del señor Mañalich, porque claramente no se ajustan a la realidad de nuestra organización y no contribuyen a un debate informado.

Compartimos la necesidad de un marco regulatorio estricto para el tabaco, debido a los riesgos para la salud asociados a su consumo. Nuestra posición ha sido siempre colaborar en el perfeccionamiento de aspectos de la ley relacionados con nuestra actividad, entendiendo que se requieren regulaciones eficaces que permitan alcanzar los objetivos de salud pública.

Consideramos que declaraciones como éstas no colaboran y, muy por el contrario, entorpecen la posibilidad de que la sociedad pueda alcanzar los necesarios consensos que se requieren en torno a este tema.
Benjamin Kemball