Crisis en la Educación Superior: Destituyen a Patricio Basso, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Acreditación

Según una nota de Ciper Chile, el académico anunció que este viernes 24, en una conferencia de prensa, mostrará como los intereses económicos operan en la Comisión Nacional de Acreditación (CNA). Las condiciones en que se da esta destitución, implican un nuevo golpe a la credibilidad del sistema de educación superior, donde la CNA juega el rol clave de visar el funcionamiento de las instituciones que pueden recibir el Crédito con Aval del Estado.

El académico anuncia que este viernes 24, en una conferencia de prensa, mostrará como los intereses económicos operan en la Comisión Nacional de Acreditación (CNA). Las condiciones en que se da esta destitución, implican un nuevo golpe a la credibilidad del sistema de educación superior, donde la CNA juega el rol clave de visar el funcionamiento de las instituciones que pueden recibir el Crédito con Aval del Estado.

Patricio Basso, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) de la educación superior, fue destituido ayer miércoles de ese cargo, acentuando así la crisis que vive la institución que debe velar por la calidad de las universidades. La crisis de la CNA se inició cuando su ex presidente Eugenio Díaz fue sorprendido firmando un contrato con la Universidad del Mar para ayudarla a acreditarse.

En un comunicado difundido hoy por el propio Basso, el ingeniero acusa que su salida de la institución se debió a la “gestión directa de ciertos sectores económicos ligados a algunas universidades que lucran y del propio Gobierno, quienes consideraron peligrosos para sus intereses las denuncias fundadas de corrupción y lucro que, con apego a la ley, efectué durante el desempeño de mi cargo en la CNA”.

Según fuentes consultadas por CIPER, Basso recibió duras criticas por las declaraciones que hizo a El Mercurio (10 de agosto, p C16) en las que señaló que tras revisar el acta de acreditación de la Universidad del Mar le resultaba evidente que “la situación económica y financiera aconsejaba no acreditar y me resulta incomprensible que se la haya acreditado. Estaban todos los datos que señalan que la universidad estaba en un default financiero”. La declaración implicaba un fuerte cuestionamiento a tres consejeros de la CNA que ya estaban en la entidad en 2010, cuando se aprobó la acreditación de Universidad del Mar, y que continúan en sus cargos hoy: Pedro Corona, Adolfo Arata y Sergio Martinic (este último, aunque era consejero, no asistió a la sesión en que se le dio a la Universidad del Mar la cuestionada acreditación).

Sigue Leyendo acá

The Clinic Newsletter
Comentarios