Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

14 de septiembre de 2012

Igualito a Saddam Hussein fue secuestrado para interpretar al ex dictador en película porno

Vía The Sun El egipcio Mohamed Bishr es igualito a uno de los dictadores más emblemáticos de Medio Oriente: Saddam Hussein. Su parecido con el difunto dictador iraquí le ha traído más de un problema. Uno de ellos, fue cuando una banda lo secuestró y lo intentó forzar para que interpretara a Sadam Husein en […]

Por

Vía The Sun

El egipcio Mohamed Bishr es igualito a uno de los dictadores más emblemáticos de Medio Oriente: Saddam Hussein. Su parecido con el difunto dictador iraquí le ha traído más de un problema. Uno de ellos, fue cuando una banda lo secuestró y lo intentó forzar para que interpretara a Sadam Husein en un film porno.

La imagen viviente del ex dictador, declaró el secuestro a las autoridades egipcias la semana pasada. En su declaración, Bishr dijo que una banda le propuso que actuara como Sadam Hussein con el objetivo de vender la cinta como si fueran imágenes reales del dictador teniendo sexo.


¿Saddam Hussein o Mohamed Bishr?

Los criminales, pensaron que una porno con imágenes reales de Hussein sería un gran negocio. Inicialmente, le ofrecieron o Bishr pagarle 200 mil dólares por su parte en la farsa. Pero como el hombre se negó, los pandilleros le dieron una brutal golpiza. Tras lo cual lo subieron a una camioneta e intentaron secuestrarlo, pero el igualito a Sadam Hussein logró escapar en medio de una distracción de sus captores.

El ciudadano egipcio después recibió llamadas en que los amenazaban diciéndole que lo iban a secuestrar nuevamente si es que no aceptada protagonizar la porno. Pero Bishr no tenía ningún interés en participar, en parte por sus principios religiosos: es un devoto musulmán.

Comentando el segundo intento que hizo la pandilla por secuestrarlo, Bishr le dijo al periódico egipcio Al-Ahram: “Los tres hombres, que tenían pistolas amarradas en sus cinturones, me forzaron a salir de mi auto y me subieron a una Van, golpeándome en la cabeza”. Mientras todo esto ocurría, los peatones miraban atentos, pero no se atrevieron a intervenir.

El hombre ha sido atacado muchas veces por Iraquíes que viven en Egipto y piensan que es el verdadero Sadam Hussein. Lo golpeaban tanto por el odio que sienten por el ex dictador, como por intentar conseguir alguna recompensa. Pero Hussein está muerto, desde su ejecución en prisión en diciembre de 2006.

Para proteger su integridad, Bishr se ha visto forzado a cambiar varias veces su domicilio. Su hijo Mahmoud comentó que: “le hemos pedido a la policía que le de una protección especial a mi padre”.

Notas relacionadas