La estrecha relación entre Alicia Romo y el ex presidente de la CNA formalizado por cohecho y lavado de activos

Las declaraciones de ex comisionados de la CNA al fiscal Gajardo, revelaron lo que era un rumor en los círculos universitarios: la dueña y rectora vitalicia de la UGM tenía una estrecha relación con Luis Eugenio Díaz. Almuerzos mientras se tramitaba la acreditación del plantel de Romo, correos electrónicos traspasando curriculums y su calidad de “generalísima” del representante de las universidades privadas, dan cuenta del vínculo entre la rectora que no quiere gays ni faldas cortas en su universidad y el principal inculpado del caso de coimas en la educación superior.

Foto: Universidad Gabriela Mistral

Desoyendo las indicaciones de la ex secretaria ejecutiva de la CNA, Luis Eugenio Díaz participó al menos de tres almuerzos junto a la rectora de la Universidad Gabriela Mistral, Alicia Romo, y otros dos comisionados en pleno proceso de acreditación de ese plantel.

Esa fue la revelación que hizo la ex secretaria ejecutiva de la CNA, Andrea Aedo, para ejemplificar los nexos que mantenía el ex presidente de la CNA, hoy en prisión preventiva acusado de los delitos de soborno, cohecho y lavado de activos, con los planteles que buscaban acreditación. Y especialmente con la universidad de la familia Romo.

En su declaración al fiscal Carlos Gajardo, Aedo reveló que a pesar de existir un acuerdo entre los comisionados para no relacionarse con las instituciones durante esos períodos, el ex abogado sindical asistía y frecuentaba la UGM acompañado de otros dos miembros de la cuestionada Comisión: Adolfo Arata, ex rector de la Universidad Técnica Federico Santa María, y Pedro Corona, ex presidente de la Cámara Nacional de Comercio y la Asociación de AFP’s de Chile,

Almuerzos de camaradería que, junto con confirmar la especial insistencia que tuvieron a la hora de acreditar el plantel de Ricardo Lyon, reveló la relación que había entre la rectora de la universidad privada, la misma que dudó de la inteligencia de Camila Vallejo y que preferiría que no entraran gays a su universidad “porque es una lástima”, y el principal inculpado del caso de coimas en educación superior.

Generalísima

Antes de 2010, Alicia Romo ni pensaba en acreditar su universidad. Así lo señaló a la revista Cosas en una entrevista donde criticó el proceso que “desgraciadamente” habían validado los demás planteles.

“El mercado lo ha asumido con una ligereza extraordinaria, como un parámetro que remotamente les daría seguridad. Es complejo, porque no por tener la convicción personal de que el Estado hay que achicarlo, tengo que castigar a nuestra universidad. Al parecer, no me puedo seguir manteniendo contra todo, cuando el resto del sistema lo ha aplaudido. Ese fue el error: entrar a este sistema. Si nos hubiéramos mantenido todos fuera, sería distinto. Ahora tengo que evaluar si debo o no entrar a la acreditación y a lo mejor voy a tener que hacerlo. Este es un país que tiene mentalidad socialista en materia de educación”, comentó en la entrevista de marzo de 2008.

Sin embargo, su mirada cambió y ante la pérdida de interés en el plantel por no estar acreditada, en 2010 la UGM inició su primer proceso de acreditación institucional. Justo en la época en que Díaz fue presidente subrogante de la CNA.

De ahí es que emanan, según algunos miembros y ex miembros de la CNA, los rumores de la relación que mantenían Díaz y “la mamá de las universidades privadas post 81”. “Siempre se habla de que la señora Romo era una especie de generalísima de Díaz y que incluso ella fue una de las impulsó su nombre como comisionado representante de las privadas”, dice un ex CNA.

Junto a las revelaciones de Aedo a los fiscales que llevan adelante el caso, la declaración de María Elena González, comisionada nombrada por el Cruch, publicada ayer por La Segunda, confirman en parte el rumor. Según ella, tanto Adolfo Arata como Eugenio Díaz “fueron muy insistentes con hablar con la UGM para convencerla que se acreditara en la CNA”.

La representante de las estatales confirmó al menos un almuerzo en la universidad y dice que “se notaba un conocimiento previo de Arata y Díaz con Alicia Romo y un prorrector. Posteriormente, al año siguiente, cuando se vio la acreditación de la UGM, Arata y Díaz hicieron una defensa apasionada de la UGM que me llamó la atención”.

El tema fue abordado también en la declaración de la actual secretaria ejecutiva de la CNA y ex jefa jurídica, Paula Beale. Ésta última, señaló a la fiscalía que la Comisión votó el 1º de diciembre de 2010, con un empate en dos ocasiones entre quienes la rechazaban y los que la aprobaban.

“Se repitió la votación y el empate persistió, tras lo cual se aprobó con el voto dirimente del presidente por tres años (desde el 15 de diciembre de 2010 y al 15 de diciembre de 2013)”, señaló, apuntando directamente a la gestión de Díaz.

Los correos

Junto a estos antecedentes, la carpeta investigativa de los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena contiene además correos electrónicos de Díaz a la rectora de la UGM, a Arata y en uno dirigido al actual jefe de Educación Superior del Mineduc, Juan José Ugarte.

El primero es un correo enviado por Díaz el 29 de abril de 2011 a un email que identifica claramente a la rectora Romo en el que adjunta el curriculum de Mariana Corona con el asunto “CV hija de Pedro”.

Posterior a eso existen otros dos correos entre Díaz y Romo, correspondiente a agosto de 2008. El primero, uno en que el ex CNA le envía dos documentos y otro en el que incluye a Adolfo Arata y pide instrucciones para saber en qué propuestas trabajaba.

Finalmente, existe otro correo electrónico que envía Díaz al jefe de Educación Superior del Mineduc, donde menciona a la rectora de la UGM. Fechado el 18 de junio de 2011, Díaz le comunica a Juan José Ugarte un análisis sobre la llegada de Patricio Basso a la secretaría ejecutiva de la CNA.

“Por de pronto, con Patricio tengo una estupenda relación, desde hace 40 años. En las últimas semanas no es hemos reencontrado y acercado mucho, de manera que en lo personal su designación me deja muy bien”, dice en el correo.

En el texto, además de plantearle la inquietud que les provocó una petición de información vía Transparencia, revela que le comunicó las aprensiones que generó la llegada de Basso entre los rectores de las universidades privadas y que al menos tuvo la intención de integrar a uno de esos almuerzos al ex secretario ejecutivo de la CNA, junto a la rectora de la UGM, Rubén (Covarrubias, rector de la Universidad Mayor) y algún otro rector.

Cabe recordar que Patricio Basso, quien realizó la denuncia por el contrato entre Díaz y la Universidad del Mar a Contraloría y el Mineduc a principios de este año, reveló en un programa de la radio Biobío que durante su gestión recibía “regalos” por parte de las universidades y “en una oportunidad un rector que estaba en proceso de acreditación me dijo ‘juntémonos a almorzar’”.

Comentarios