Esta mañana la ministra del Trabajo Evelyn Matthei, el subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda y al diputado Giovanni Calderón, recibieron a los ex trabajadores de la planta de Agrosuper en Freirina, cerrada en diciembre del año pasado, quienes preocupados por su futuro laboral pidieron gestiones de las autoridades para recuperar sus empleos.

La dirigenta sindical Sofía Pérez, señaló que están pidiendo ayuda para recuperar sus trabajos pues a pesar de todos los problemas, eran trabajos seguros y estables, por lo que exigen se haga un plebiscito que guíe las acciones que se tomarán respecto al cierre de la planta.

En respuesta a sus demandas, Matthei dijo que ellos no pueden asegurar que habrá un plebiscito, pero sí velarán por apoyar a los trabajadores y que éstos no pierdan sus empleos.

Al respecto, la ministra afirmó: “Este gobierno no va a hacer lo que se hizo en 2005, cuando se dio una aprobación en la que no hubo preocupación alguna por el desempleo”.

La ministra que respalda el bloqueo de rutas en el sur afirmó también que “si Agrosuper se queda o no en Freirina, depende de si está dispuesta a invertir US$ 100 millones, pero ¿quién va a estar dispuesto a invertir si tiene al alcalde de Freirina y a otro grupo armado con bombas molotov exigiendo a toda costa que se vaya la empresa?”

Sobre la ayuda que ofrecerán a los ex trabajadores, Matthei anunció que ellos han acogido sus demandas y cumplirán con ponerlos en contacto con los ministerios o instancias corespondientes.