Manuela, la perra con tres patas de Pepe Mujica

 

Vía Animales XXI

Manuela, la perra del Pepe Mujica se hizo famosa participando de todas las entrevistas que se hacían en la chacra de su dueño, los que la conocen dicen que es todo un personaje, inseparable de su amo y que además cautivó el corazón de muchos uruguayos.

Ser presidente de un país le cambiaría la vida a cualquiera, pero existen pocos que prefieren mantener la vida de siempre. Es el caso de José Mujica, ‘El Pepe’, presidente de Uruguay. Mujica vive en su chacra de las afueras de Montevideo, en Rincón del Cerro, con su esposa, la senadora Lucía Topolansky, su inseparable perra Manuela, sus cultivos y mucho verde. Su humildad y su vida austera llaman la atención de todos. Dona el 90% de sus ingresos a fondos de la ayuda social, se mueve en un viejo Volkswagen y siempre que puede acompañado de Manuela, una perra mestiza, chiquita y con una pata amputada por un accidente que tuvo con un tractor.

Manuela, la perra del Pepe Mujica se hizo famosa participando de todas las entrevistas que se hacían en la chacra de su dueño, los que la conocen dicen que es todo un personaje, inseparable de su amo y que además cautivó el corazón de muchos uruguayos; así entonces tiene una página en Facebook y la murga uruguaya Agarrate Catalina la incluyó en su repertorio dedicándole una canción.

La canción  para ” Manuela” es realmente muy cómica y pegadiza y describe al presidente Mujica y la relación con la perra “marca perro” que se robó el corazón del líder uruguayo. Se titula “Couplé de Manuela y el Pepe” y está escrita sobre la melodía del tema de la tortuga Manuelita, de la famosa compositora argentina María Elena Walsh. Su letra dice:

“Manuelita no es una perra más, es astuta y muy sagaz.
En su mente de animal, tiene conciencia social.
Es de puro proletaria, que renguea al caminar.

Cuatro patas es una ostentación y según su convicción
tener cuatro es de burgués, si podes vivir con tres.
Muerte al perro con mantita, oligarca pequinés.

Manuelita, Manuelita quién diría donde estás,
vas a usar como tu cuchita el sillón presidencial.”

 

The Clinic Newsletter
Comentarios