Vía Puranoticia.cl

En Teherán padecen una plaga de ratas, con el deshielo del invierno y el aumento de las corrientes de agua en los drenajes, la situación ha empeorado obligando a las ratas a salir de sus nidos.

El gobierno iraní decidió importar unas 45 toneladas de veneno para ratas y también las combatirá con francotiradores para terminar con la plaga.

Según Ismail Kahram, asesor medioambiental del ayuntamiento de Teherán, las ratas parecen haber sufrido una mutación genética, probablemente como resultado de la radiación y los químicos utilizados en ellas.

“Ahora son más grandes y se ven diferentes. Normalmente estos cambios tardan millones de años en la evolución de las especies. Las ratas pasaron de pesar 60 gramos a 5 kilos, de hecho los gatos ahora son más pequeños que ellos”, explicó Kahram.

Sin embargo para profesionales como el veterinario David Baker del laboratorio LSU (Estados Unidos), no es como en las películas de ciencia ficción, en las que la radiación transforma pequeños animales en monstruosas especies.

No obstante Baker afirma que si hay especies de ratas que alcanzan los tamaños de las descritas por Kahram.

“Durante la Edad Media, las ratas negras eran tan grandes y los bebés tan pequeños que hubo casos en que algunas ratas robaban bebés”, asegura Baker.

Para el gobierno iraní la plaga de ratas es algo sumamente serio, de hecho se informa que han instalado un grupo de francotiradores equipados con miras avanzadas infrarrojas, que durante las noches se dedican a “cazar” enormes ratas por las inmediaciones de Teherán.

Hasta el momento han muerto unas 2 mil 205 ratas.