La vocera de un grupo de familias de la población Francisco Coloane y Cerro Morado del sector Bajos de Mena de Puente Alto, Carolina Vega, afirmó este miércoles que el “Programa de Recuperación de Condominios Sociales: Segunda Oportunidad”, no es una solución real a su problemática habitacional, explicando que han suspendido esta jornada sus movilizaciones a la espera de una reunión con el subsecretario de vivienda, Francisco Irarrázaval, para constituir una mesa de trabajo.

Son alrededor de 250 familias las que Carolina Vega representa. Se trata principalmente de personas que arriendan, son allegados o que vivían en departamentos cedidos, quienes junto a propietarios de los inmuebles a demoler, protagonizaron la toma de terrenos la noche de ayer. Sólo en la población Francisco Coloane 1.118 familias se verían afectadas por la demolición de sus viviendas.

Carolina Vega junto a su familia desde que entregaron la villa, hace 16 años y cinco meses, y en el mismo sector vive su madre que es propietaria y su abuela de 97 años, quien también consiguió su casa propia y que “no quiere irse”.

La vocera de los pobladores dijo que “este Programa llamado Segunda Oportunidad se supone que es para encontrar algo mejor, y la gente que está en el programa no encuentra casas donde comprar por el dinero que le entregan, y hay gente que no se quiere ir. Piden que en estos terrenos les construyan sus casas”, afirmó.

Consultada por el calificativo de “gueto” que recibe el sector de Bajos de Mena, Vega respondió que “es terrible, porque no es así. Nosotros no somos un gueto. El hacinamiento lo hace cada uno porque uno lo quiere, porque si tú ves que vives en un departamento pequeño no vas a tener cinco o seis hijos. Es decisión de cada familia la cantidad de hijos que quieras tener”.

“Acá hay familias que tienen dos hijos y viven súper bien y cómodamente”, agregó la vocera, manifestando que lo referente a la estigmatización de la problemática de tráfico y delincuencia que se dice que existe ahí, “tampoco es tan así. Lo mismo le hemos planteado a Carabineros, quienes llevan una semana acá dentro de nuestra población, y no hay las balaceras que dicen, no hay la delincuencia que dicen. Ellos dicen este es un sector súper tranquilo”, aseveró.

Carolina Vega aseguró sobre este punto que “ustedes pueden entrevistar a Carabineros, y jamás han asistido a una emergencia aquí adentro, no han sido amedrentados, nada. Carabineros entra y sale cuando quiere, hace control de identidad y no existe ningún problema”.

Por otro lado, la vocera y representante de este grupo de habitantes declaró que “no se está tomando en cuenta la opinión de la gente que no quiere irse, como lo son los abuelitos. Aquí hay abuelitas que el Serviu les entregó las viviendas y pagan un dividendo entre 5 mil y 6 mil pesos y tampoco se está tomando en cuenta su opinión. El gobierno dice: ellos se sacan y se sacan, y no puede ser así. Hay que pensar en la vulnerabilidad de las personas”.

Finalmente, Carolina Vega dijo que “durante la tarde de hoy (miércoles) debemos tener la respuesta de la reunión con el subsecretario de vivienda (Francisco Irarrázaval). Si no tenemos esa respuesta dentro de los plazos que se fijaron, llamaremos, y si no hay respuesta, nosotros vamos a seguir manifestándonos y vamos a seguir con las tomas. Porque nosotros levantamos la toma ya que llegamos a un acuerdo”.