Vía apirronarse.com.ar

No tema. No dará ningún resultado comenzar a mentir asustado. Piense con claridad

No improvise. Antes de iniciar una mentira deberá analizar cada detalle y conocer la respuesta indicada antes que del “interrogatorio”.
Convénzase de su propia mentira, especialmente si tendrá que convivir con ella durante un tiempo prolongado. Descarte los detalles verdaderos.
Intercale su mentira entre dos verdades y pasará desapercibida. Condimente con algún detalle real, pero no abuse. La gente sincera no es demasiado puntillosa.

Necesitará estar informado y conocer lo que otros saben.
Exhiba algunos detalles poco comprobables. Suelen tener mayor resultados aquellos que aparenten ser humillantes. Nada mejor que reconocer algún error.

No espere a ser interrogado. Actúe con naturalidad y será menos sospechoso si usted mismo saca el tema.

Mienta en diálogos. Excepto el príncipe del Vaticano, nadie es tan sabio para engañar a un grupo.

Siga leyendo aquí