Felipe Ward, diputado UDI: “Los DDHH son una especie de cajero automático que usa la izquierda para sacar plata”

El ex jefe de bancada de la UDI reconoce que, como acusa Laurence Golborne, el partido no estuvo cuadrado con esa candidatura y asevera que hoy sí está jugada a fondo por Longueira. Por lo mismo, considera un error que se haya amenazado a los diputados con no obtener recursos para sus campañas si el ex ministro de Economía perdía en sus distritos. Además se refiere al caso exonerados y dice que “la izquierda lucró y sigue lucrando con los derechos humanos”.

Felipe Ward estuvo, a principios de 2005, apunto de fichar en la consultora Imaginacción para trabajar con Enrique Correa. Sin embargo, decidió dedicarse a la política desde la trinchera de la Unión Demócrata Independiente y desde ahí ha defendido los temas en los que cree: se ha opuesto desde la distribución del anticonceptivo de emergencia hasta el Acuerdo de Vida en Pareja y fue uno de los primeros en cuestionar la decisión del partido de respaldar al ex gerente general de Cencosud, Laurence Golborne y no elegir a “uno de los nuestros”. De paso, tuvo un tiempo de “casera” en twitter a la dirigente estudiantil, Camila Vallejo a quien sólo le reconoció su belleza y no su liderazgo.

Siempre que ha competido en cargos de elección popular ha ganado y a la inversa, cada vez que ha buscado espacios de participación al interior de la colectividad -con excepción de la jefatura de bancada que detentó en 2011- ha fracasado. Fue por años el escudero de José Antonio Kast para presidir la tienda gremialista y nunca lo consiguió. Tampoco tuvo éxito en su intento de ser senador por Antofagasta, pero a diferencia del diputado Carlos Recondo en Los Ríos, lo aceptó y se prepara para ir a la reelección: “Tuve bastante pena y rabia en su minuto y entiendo perfectamente la rabia de Recondo. Él lleva mucho tiempo poniendo su nombre a disposición de una candidatura senatorial y la forma en que se eligió a otro candidato es muy penosa. No habla bien de cómo se están manejando los procesos internos del partido, le moleste a quien le moleste que lo diga. En mi zona, a diferencia de lo que pasó en el caso de Recondo, se eligió a alguien de la región, por eso yo me quedé tranquilo. En el sur, en cambio, se eligió a un candidato excelente, como lo es Iván Moreira, pero de Santiago”, precisa.

Sobre el tema presidencial es igual de sincero: Asegura que Golborne “tiene razón” al afirman que el partido no se cuadró con él en su breve campaña por La Moneda.

La directiva de la UDI ha dicho que Golborne se equivoca al asegurar que el partido no lo respaldó, ¿tú qué opinión tienes al respecto?
Golborne tiene razón. Yo critiqué hace tiempo atrás que el partido en su minuto no había sido capaz de presentarle al país un militante para la carrera presidencial. Eso es sintomático del estado de un partido. Ese planteamiento generó un apoyo más bien callado y bastantes críticas, pero creí que era necesario decirlo porque la verdad, sobre todo en política, tiene un valor en sí mismo y Golborne hoy dice la verdad: el ambiente en la UDI cambió luego de que se nominó a Pablo Longueira como candidato. Él ahí tiene un punto: hubo, de parte de algunos militantes de la UDI, una convicción y un apoyo a medias respecto de la candidatura de Golborne. Yo mismo la tenía y no es el caso respecto de Longueira. Hoy, en cambio, estamos trabajando muy convencidos y considerando que tenemos diputados en 39 de los 60 distritos tenemos la obligación de ganar.

Hubo, de parte de algunos militantes de la UDI, una convicción y un apoyo a medias respecto de la candidatura de Golborne. Yo mismo la tenía y no es el caso respecto de Longueira.

Golborne también señala que él era el con mayor opciones de vencer a Michelle Bachelet y augura que la derecha puede perder 3-0 en estas elecciones.
Él era el candidato con mayor respaldo popular, pero eso no es suficiente, porque se necesita convencimiento respecto de quién es el candidato más idóneo y en ese punto la carrera partió trunca porque con Golborne el partido nunca estuvo muy comprometido, a pesar de que sea mal visto reconocerlo públicamente. Luego de lo que ocurrió con Cencosud, él dejó de ser el más indicado para ganarle a Michelle Bachelet y esa misión hoy recae en Pablo Longueira y Andrés Allamand.

Si los dirigentes de la UDI están con las pilas tan puestas, ¿por qué desde el comando Francisco de la Maza los amenazó con cortar el financiamiento de campaña a los diputados en cuyo distrito Longueira no gane? ¿No crees que es un poco grosera la advertencia?
Fue una sola reunión en que se planteó eso y considero que sí, fue un error profundo. Los 39 diputados de la bancada tenemos muy bien ganado nuestro cupo en los distritos. Fue un error presionarnos con las lucas porque no necesitamos ningún incentivo para trabajar por Pablo Longueira y plata más o plata menos vamos a jugarnos igual. Ese argumento es un poco ofensivo y esa reunión en particular fue bastante mala, pero fue una de varias, así es que es un error no forzado, pero dentro de una campaña que ha sido buena.

Fue un error presionarnos con las lucas porque no necesitamos ningún incentivo para trabajar por Pablo Longueira y plata más o plata menos vamos a jugarnos igual. Ese argumento es un poco ofensivo y esa reunión en particular fue bastante mala, pero fue una de varias, así es que es un error no forzado, pero dentro de una campaña que ha sido buena.

¿Le plantearon sus reparos sobre esta medida a Longueira?
No, no hemos querido quejarnos ni sacarlo de foco, porque él debe preocuparse de las primarias y los problemas de la bancada los arregla la bancada. Lo que hemos hecho es poner a disposición de Longueira nuestros 39 distritos y si Longueira llega a perder es un fracaso nuestro y eso nos motiva más que la advertencia económica que nos es indiferente.

¿Crees que Longueira de verdad tiene opciones de triunfo con un rechazo de 39 puntos según la encuesta CEP de diciembre?
Sí. Si uno analiza las encuestas, las personas pueden cambiar sus apoyos ciudadanos y revertir su rechazo. En el caso de Longueira hay un punto de inflexión, un antes y un después luego del ingreso al ministerio de Economía. A él le tocó enfrentar durante 20 años encabezar una oposición muy dura, eso le generó un rechazo ciudadano alto, pero su llegada al Gobierno significó revertir esta percepción, y por eso es que se retiró de Economía como uno de los ministros mejor evaluados en una cartera en la que, antes de que él la tomara, no tenía ninguna figuración pública. Por eso cuando en RN se alude al rechazo de Longueira se está ante una crítica muy injusta que desconoce que es altamente probable que ese partido deba apoyar con el corazón a Longueira tras las primarias. Esos cuestionamientos pueden ser usados posteriormente por nuestros adversarios.

Hablas de revertir el rechazo, pero Longueira ha sido el personero político más rechazado desde que es medido en la encuesta CEP. Eso constituye una tendencia.
Sí, pero insisto en que eso cambió con Longueira en Economía y la defensa cerrada que hizo de los consumidores. Ahí la gente se dio cuenta de que el mismo Pablo que defendía sus ideales desde el partido, podía defender sus ideales desde el Gobierno. Y eso le trajo costos, cierta desconfianza del mundo empresarial en pos de defender a los sectores más populares. Longueira arriesgó su capital político con los empresarios por defender a los ciudadanos. Por eso estamos tranquilos, porque es un buen candidato para las primarias y un buen candidato para vencer a Bachelet.

La gente se dio cuenta de que el mismo Pablo que defendía sus ideales desde el partido, podía defender sus ideales desde el Gobierno. Y eso le trajo costos, cierta desconfianza del mundo empresarial en pos de defender a los sectores más populares.

¿Qué pasa si pierde? ¿Respaldarías a Allamand?
No tengo ninguna dificultad si me toca respaldar a Andrés Allamand, tengo un gran respeto político por ambos, obviamente estoy convencido que va a ganar Longueira, pero no tengo ningún problema si debo ponerme a disposición de Allamand. La UDI se va a cuadrar detrás del candidato que gane y garantice estabilidad, sobre todo en momentos en que al frente se está hablando de propuestas como la asamblea constituyente.

¿Crees que es una mala propuesta?
La asamblea constituyentees un enredo que nadie entiende. Es una bomba atómica para empezar desde cero.Lo que pretende la asamblea constituyente es que nada de lo que funciona hoy está bien y que se hace preciso empezar desde cero. Eso la gente lo va a rechazar.

La izquierda lucró y sigue lucrando a los DDHH

La derecha y La Moneda han tomado como bandera de lucha el caso exonerados. ¿Crees que este caso va a tener alguna repercusión en las elecciones?
Claro que sí. Lo que más ha perjudicado la candidatura de Bachelet es el caso de los exonerados, porque la gente ha podido constatar que la izquierda lucró y sigue lucrando con los derechos humanos.

La izquierda fue un sector perseguido en dictadura que incluso pagó con sangre su posición política. ¿No consideras injusto decir que lucró con los DDHH?
Es tan sensible el tema que es preciso usar las palabras de Tucapel Jiménez: los que han abusado de los beneficios de quienes efectivamente sufrieron en una etapa del país tan complicada, no tienen nombre. En el caso de asociación de exonerados un porcentaje de las pensiones van directamente a las asociaciones. Los derechos humanos son una especie de cajero automático que usa la izquierda para sacar plata en un tema que no admite un doble discurso. En miles de casos las pensiones son justificadas, porque perdieron su trabajo en el gobierno militar. Por eso creo que las personas que idearon esta maquinaria estaban conscientes de que en un tema tan sensible nadie se iba a atrever a indagar. Eso se les cayó. Con esta administración, que ha sido transparente y proba, se va a hacer un contraste respecto de lo que pasaba con la Concertación en este y otros temas.

Lo que más ha perjudicado la candidatura de Bachelet es el caso de los exonerados, porque la gente ha podido constatar que la izquierda lucró y sigue lucrando con los derechos humanos.

Ya que estamos hablando de derechos humanos. ¿No consideras que es hora de que la UDI pida perdón por su rol en dictadura?
Nací en 1972, entré en política a los 18 años y conozco lo que ocurrió a través de las versiones de las personas que participaron en esos años y lo que he estudiado. Creo que las autocríticas deben ser personales, yo al menos, ingresé a la política en 1990 y no tengo ninguna culpa en materia de derechos humanos. Pero si alguien está arrepentido debería expresarlo, pero es una decisión íntima, no creo en los perdones institucionales.

Patricio Aylwin pidió perdón a quienes sufrieron violaciones a los derechos humanos y lo hizo a nombre del Estado, que organismo podría ser más institucional que el Estado.
Lo hizo en cuanto Presidente de la República, pero que en un partido pida perdón debe implicar que se actuó de forma incorrecta y existe esa convicción, y la UDI como partido es posterior al Gobierno militar. En cuanto a militantes del partido, que participaron en ese gobierno y que siguen activos en política, pues deben decidir ellos si corresponde pedir o no perdón.

Comentarios
Sabía ud que... EL SUPERHÉROE MÁS COCHINO ES LISTERIA VERDE. -------------------------------- Sabía ud que... ESTOY CONDENADO AL ÉXITO, PERO APELÉ. -------------------------------- Sabía ud que... LOS QUE NO PIDEN FAVORES VIVEN EN NO-RUEGA -------------------------------- Sabía ud que... LOS ARQUEÓLOGOS DISLÉXICOS SE VAN DE CAVACIONES. -------------------------------- Sabía ud que... LA UDI Y LA GARRA BLANCA ESTÁN CONTRA EL COMANDANTE. --------------------------------