Hace más de un año, Julian Assange, fundador de Wikileaks, está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. Desde ese lugar rodó un video satírico para su campaña política en Australia donde pretende conseguir un puesto como legislador.

Pero el famoso video le valió el enojo del principal promotor de su asilo: el presidente de Ecuador, Rafael Correa. El mandatario, manifestó que “le hemos dirigido una carta. Él (Assange) puede hacer campaña política, pero sin burlarse de los políticos australianos, eso no lo vamos a permitir”.

Y agregó que “las reglas de asilo en principio lo que prohíben es inmiscuirse en política del país que da el asilo. Pero por elemental cortesía, nosotros no vamos a impedir que Julian Assange ejerza su derecho a ser candidato. Pero que no se burle de políticos o personas australianos”.