El secretario general del Partido Socialista durante el gobierno de la Unidad Popular, Carlos Altamirano, desde el medio día de este viernes se encuentra declarando en calidad de testigo frente al juez Mario Carroza, quien lleva la causa por los delitos cometidos en el origen del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Según informa La Tercera, el retirado político de 93 años llegó al despacho del ministro junto a su abogado, Eduardo Valenzuela, y al ex parlamentario Carlos Ominami, quien destacó el aporte que puede significar para la investigación su testimonio puesto que se reunió “hasta los últimos días” con el Presidente Allende.

En la misma causa también están llamados a declarar el fundador de Patria y Libertad y ex abogado de Pinochet, Pablo Rodríguez Grez, y el dueño del diario El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, procediemieto que deberían llevarse a cabo durante los próximos días.

Altamirano es considerado uno de los fundadores de la estrategia de “avanzar sin transar” que se instaló durante la Unidad Popular y a la que se atribuye la polarización que alcanzó al país y que creó un ambiente propicio para la intervención armada. En 1990 el dirigente se refirió a su rol en el quiebre democrático y aseguró que “mientras yo sea el gran culpable del fracaso de Allende, todos los demás pueden dormir tranquilos”, aludiendo a que las responsabilidades son compartidas.