Vía Dogguie

De hecho no solo el veneno sirve para matar, sino a también para curar. Hoy en día la ciencia ha podido comprobrar en muchas ocasiones que el veneno de estos animales no solo puede ser mortal, sino que también puede salvar vidas.

Si su veneno es bien tratado científicamente, se puede llegar a tratar enfermedades que muchas veces no se pueden curar con medicamentos.

Rana

Sus glándulas venenosas son buenas cuando existe hipersensibilidad de los órganos sensoriales (como la vista y oído) y en patologías que ocasionan dolores ardorosos en ovarios y útero.

Tarántula hispánica

Su venenos es muy bueno para la esclerosis cerebro-espinal múltiple y en la Corea de origen emocional

Caracol ´Conus magus´

La toxina del veneno del también llamado ´caracol cónico´, es la base de un medicamento recientemente aprobado en Europa, el cual supera a la morfina sin generar adicción.

Escorpión

Los compuestos del veneno de escorpión y alacrán han demostrado ser muy eficaces contra enfermedades cardiológicas y oncológicas.

Rana mono

Los dos compuestos del veneno de la rana mono (deltorfina y demorfina) son muy buenos para el tratamientos de enfermedades como la isquemia, parkinson o el cáncer.

Hormiga colorada

El veneno de esta hormiga es tratado para impedir la aparición de pólipos de vejiga y de intestino.

Pez globo

El veneno del pez globo es utilizado para aliviar dolores como los de la ciática.

Revisa el resto haciendo click aquí.