Los resultados preliminares los peritajes realizados por la Fuerza Aérea indican que los restos de metal hallados en las cercanías de Tirúa no corresponden a la avioneta perdida.

Según manifestó a los familiares el jefe de la Tercera Brigada Aérea, general Iván Travisan, los peritajes se dividen en uno mecánico y en uno químico, en busca de establecer el origen de los restos.

El estudio mecánico arrojó que el trozo de metal no correspondería a la avioneta, pero se espera el resultado del estudio químico para dar el veredicto final según publicó Bío Bío.

Además, continúa la revisión de la prenda encontrada junto a los restos, a pesar de que la madre de Leslie Roa Sufray, habría reconocido que la ropa era de su hija.