Conozca los cargos públicos donde mejor pagan y casi no tiene riesgo de ser despedido

Luego de la aparición del caso de las firmas truchas, en donde están involucrados dos notarios por el ingreso de firmas fraudulentas por parte de los ex candidatos Tomás Jocelyn-Holt y Franco Parisi, EMOL revisó los trabajos mejor pagados y donde existe un casi inexistente riesgo de ser despedido.

En este selecto grupo, además de los notarios, se encuentran los conservadores de bienes raíces y los archiveros judiciales.

Según el Código Orgánico de Tribunales, el que regula estos trabajos, habrá al menos un notario por comuna en el país. Estos podrán ejercer hasta los 75 años (10 más que la edad legal de jubilación). Para postular a este cargo, se debe haber trabajado un año como abogado (además de tener este título, claramente), ser chileno y haber pasado el programa de formación para postulantes al Escalafón Primario del Poder Judicial. Para los dos restantes solo se requiere ser abogado.

Para llegar a usar uno de esos puestos, deben ser designados por el ministerio de Justicia, luego de ser elegidos en una terna dada por la Corte de Apelaciones. Según el profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez, Claudio Agostini, “al final nunca nadie ha sabido cómo se concursa, cómo se genera esa terna, y siempre han habido muchos rumores de tráfico de influencias. El lobby es brutal”.

Además agrega que a veces la “coincidencia” es mucha como para que “justo la hija se ganara el concurso para ser notario reemplazando a su padre”, comentando que “hay muchos que tienen parentesco con ministros de corte, con parlamentarios”.

Aunque los precio que deben cobrar los notarios por trámites están declarados por ley, muchos de estos los aumentan a más del doble en la práctica. Por ejemplo, un certificado de estado civil tiene por precio $250, pero en muchas notarías se cobra entre $1500 y $2000. Una legalización de firma para un contrato, trámite que no toma más de 5 minutos, tiene un precio que fluctúa entre los $4000 y $12000.

Según Agostini, los notarios pueden ganar entre 50 y 60 millones de pesos mensuales, algo que ocurre solo por falta de regulación. “Esto es un monopolio que se entrega casi de por vida sin ninguna regulación. Si uno va a entregar un monopolio es raro no regular nada. Es poco transparente, un cargo medio vitalicio, y además fijan unas tarifas que no corresponden”, asegura el docente.

Pero aún así, no son los que más ganan. Los conservadores de bienes raíces reciben cerca de 100.000 inscripciones por año. Al igual que los notarios, el precio de estos trámites está determinado por ley, yéndose aquel dinero directo a las arcas de los conservadores. Para Agostini, estos son las personas “que más plata gana en Chile, descontando a dueños de empresas”, llegando a sueldos entre 120 y 180 millones de pesos en Santiago.

Hilda Aguirre del Real, archivera judicial que dejó su trabajo el año 2012, luego de 27 años de trabajo, aseguró que ganó entre 16 y 17 millones de pesos mensuales. La PDI, en una investigación hecha contra Aguirre, constató que ganó $1.821.471.725 en aquel periodo. Esto ocurre, al igual que en el caso de los notarios, ya que se cobran precios muy por sobre de lo establecido, en este caso, por el decreto exento n°590 del Ministerio de Justicia.

The Clinic Newsletter
Comentarios