Por María Ester Huerta y Diego Bravo.

Martín Cárcamo: Al único rubio natural de la televisión chilena lo pillaron manejando curado, tuvo que pagar una multa y lo dejaron sin licencia por dos años. Más encima, le achacaron la guagua de la ex miss Chile Camila Recabarren y terminó separándose de su esposa. Como si fuera poco trató en televisión de degenerado a Enrique Orellana, el ejecutivo del Banco Central que luego fue absuelto de una acusación de abuso sexual en contra de sus hijas. Todo mal.

Harald Beyer: No fiscalizó el lucro en la educación y lo mandaron para la casa. Gritos, aplausos, pifias, llantos y el recordado “hueón” de la Ceci Pérez a Navarro, fueron algunos de los coletazos de ese día.

Colo-Colo: Para muchos, este fue el peor Colo-Colo de la historia. Desde el 2009 que el cacique no gana nada. Un año antes de que asumiera Sebastián Piñera ¿Coincidencia? Quién sabe.

Sebastián Piñera: En agosto, durante una visita muuuy inspectiva, el presidente se sacó cresta y media en Bajos de Mena. Luego nos tiró un palo: “Por fin le di el gusto (a los periodistas) de ver caer al presidente” ¿Y cómo terminó el año? Con un escupo en el rostro durante el funeral del Padre Alfonso Baeza. Gracias por tanto humor.

Luciano Cruz Coke: En menos de un mes le cortaron las alitas al ex actor de TVN y sus ganas de ser Senador por Antofagasta. Hasta ahí no más llegó la apuesta de Evópoli. Lucianito, nunca+.

Camila Recabarren: La ex miss Chile no tiene idea de quién es el papá de su hija. Un examen de ADN con resultados que no esperaba dejó la mansa escoba en farandulandia. Hasta Martín Cárcamo salió al baile y Tatón Púrpura jura que es suyo. Ella no ha abierto la boca.

Daniel “Palomo” Valenzuela: No fue un buen año para el Palomo que debió ver como su paloma se arrancaba a otro nido. Un nido donde la esperaba su propio hermano. Fue la tele cebolla del año y el “Palomo” uno de los grandes perdedores.

Lorenzo Golborne: Perdedor por partida doble. Al ex regalón de Paulmann le duró re poco su candidatura presidencial por la alianza y tampoco pudo celebrar en las senatoriales donde enfrentó al Cote Ossandón. No le bastó su sonrisa. #NoFuePosible

Mamo y Compañía: Los ex presos del penal no quedaron nada de contentos cuando se enteraron que Piñera anunciaba el cierre del recinto. Se acabaron las cabañas equipadas y los asaditos de día domingo. El Mamo Contreras le hizo la cruz a Piñera y se fueron todos taimados a Punta Peuco. Manso pique.

Álvaro Saieh: El dueño de Unimarc, OK Market y grupo Copesa tuvo un mal año. Comenzó comprando todo y a estas alturas ha tenido que vender, vender y vender para dejar atrás los números rojos. Súmele la cancelación del proyecto 3TV ¿Se viene la crisis?

René Alinco: El diputado que goza sobre las cuatro ruedas ya no hará de las suyas en el parlamento y tras su derrota en las elecciones dejará la política. Dice que no le van a salir ampollas por volver a trabajar. Salud.

Tomás Jocelyn-Holt: No le bastó con llamar la atención de todos con su sacada de cresta en bici antes del debate Archi. Además, le quitó el trono a Frei Bolívar como el candidato presidencial con menos votos en la historia. Ídolo.

Pablo Zalaquett: Perdió en las senatoriales frente a Allamand y decidió retirarse de la política. Carlos Larraín le aconsejó que se preocupe de sus cosas y que busque pierna suave. Hágale caso.

Soledad Alvear: Cayó frente a Carlos Montes y no la veremos más en el Congreso. Y parece que tampoco en La Moneda. “No quiero integrarme al próximo gobierno” declaró.

Marisela Santibañez, La paradoja del año: ganó, pero perdió. Pese a tener la mayoría de votos, la fanática del albo y amiga personal de MEO quedó fuera del congreso. Una mártir y víctima más del sistema binominal. Buuu!

Cote Ossandón: El díscolo de RN y ex alcalde de Puente Alto no la tuvo fácil: con poquito le ganó a Golborne en Santiago Oriente y lo atropellaran mientras repartía volantes. Qué mala pata.

Marcel Claude: El 2% de apañe que le dieron los claudebelievers no le alcanzaron para llegar a La Moneda. Pa’ más remate quedó completamente endeudado: “Ni les explico, faltan 150 millones para cubrir todas las deudas. Lo perdí todo con esta campaña”, dijo. Otra cosa es con guitarra.

Camilo Escalona: Otro que no terminó bien el año: perdió frente a Alejandro Navarro después de negarse a participar en primarias con Rabindranath Quinteros. No le prestó ropa nadie ¿Lo llamarán desde La Moneda?

Joaquín Lavín: Primero dejó el Ministerio de Desarrollo Social para integrarse como Jefe de Campaña a la candidatura de Pablo Longueira, pero este último se bajó. Después, pasó al mismo cargo, pero con la candidatura de la Matthei. Un mes antes de las elecciones, renuncia al puesto, y la Matthei queda segunda. Joaquín Lavín refrendó este año su mote de yeta de vitalicio.

Johnny Herrera: El golero de la U tenía todo para brillar luego de que Sampaoli lo llamara para jugar en la selección. Todo bien hasta que, en un amistoso con Brasil jugado en Canadá, vio que no lo dejaron ingresar al país por tener antecedentes penales por conducir con copete.

Reality Trepadores de Mega: ¿Se acuerdan del reality del Mega conducido por Pablo Mackenna? Bueno, nosotros tampoco.

Andrés Allamand: A pesar de salir electo en la zona, parece que Andrecito no cae muy bien en Cerro Navia. Estuvo recorriendo las ferias y entregó cartelitos de Matthei. De vuelta le tiraron un tomate. Sí, nos contaron que dio algo de jugo.

Evelyn Matthei: Primero fueron las chuchás que se mandó en el norte, luego dejó el Ministerio del Trabajo y después se hizo cargo de la candidatura de la derecha después que Longueira se bajara. ¿Cómo terminó la historia? con un 37% de los votos y sin banda presidencial.

Martín Lasarte (y la Católica): perdió contra Sao Paulo en los octavos de final de la Sudamericana; dejó a la UC segundo en el torneo de Transición, en la Copa Chile y en el Torneo de Apertura. Renunció… por segundón.

Francisco Labbé: Con la acusación por manipulación de datos del censo del año pasado al director del INE no le quedó otra que virarse. Terminó acusando “asesinato público” de su imagen. Pañuelitos para él.

Recetas para ahorrar a la Chilena: La lista de platos por dos lucas que lanzó Joaquín Lavín no cayó nada bien. Una bofetada a la gente humilde, dijeron por ahí. Mala jugada del entonces Ministro de Desarrollo Social.

Manuel Lagos y Matías Vega: Primero fue Matías Vega a quien le encontraron unos gramos de marihuana y después fue el turno de Manuel Lagos. Ambos quedaron con libertad, el primero con firma quincenal y el segundo con arresto domiciliario nocturno. ¡Viva Uruguay!

Carlita Ochoa: otra amante del Halcón. La blonda fue una de las grandes perdedoras tras su incursión en política. En enero de este año declaró: “He comprendido en estos cortos meses, que la política hay que dejársela a los políticos y en este campo tengo cero empatía y nulo interés por ella”. Gracias por tu aporte a la democracia, Carlita.

Nachi Golborne: De tal palo tal astilla. Por votar en Las Condes a la chiquilla le faltaron votos para triunfar en Pedro Aguirre Cerda, San Miguel y Lo Espejo. Tampoco escapó del bullying por comprarse un departamento con subsidio estatal cuando vivía con su padre gerente de Cencosud. Dijo que fue una manipulación negativa de información.  #NoFuePosible #nachitón

Registro Civil: Después de semanas en paro volvieron a la pega y ¿adivinen qué? ¡SE CAYÓ EL SISTEMA! Por todo esto, su director Rodrigo Durán se fue de PLR. Malazo el año.

Martincito Larraín: Después de zumbarse parte de un bidón de pisco con sus amigos, el hijo de Don Carlos Larraín atropelló y mató al cureptino Hernán Canales. No encontró nada mejor que arrancarse. ¿Qué decidió la justicia? firma mensual para el mequetrefe.