El senador electo por Santiago Poniente, Andrés Allamand, declaró esta mañana que las acusaciones denunciadas por la ex militante de RN Lily Pérez sobre eventuales hechos de discriminación al interior de la tienda, fueron “desvirtuadas por unanimidad por todos los personas que participaron del consejo (Nacional de RN, que tuvo lugar el sábado recién pasado), entre los que se encuentran muchos amigos personales de la senadora”.

En cuanto a las recientes dimisiones de 2 senadores y 3 diputados y la crisis que vive la colectividad, el ex secretario de Estado consideró que las razones de los diputados renunciados “no tenían mayor justificación”, y además las diferenció con la dimisión de Antonio Horvath.

“El senador Horvath, a quien conozco bien desde hace años, ha ido desarrollando una visión diferente, distinta, de mayor distancia de los planteamientos de la centroderecha. Las razones que esgrimieron las personas que se retiraron lo hicieron porque sostenían que sus posiciones eran minoritarias al interior de la colectividad. Son razones sin mayor justificación”, dijo Allamand.

En relación a que su nombre ha sonado para la nueva presidencia de RN, el senador electo dijo no tener “un interés personal en esta materia, no es mi prioridad, a buen entendedor pocas palabras”. Además descartó una posible candidatura a la presidencia para 2017.