El excandidato presidencial Marco Enríquez-Ominami instó hoy al próximo gobierno de Bachelet a hacer “pronto” una propuesta de diálogo a Bolivia sobre su demanda marítima, y opinó que Perú debería ser parte de unas conversaciones sobre el tema.

“Chile tiene la llave y Perú el candado. No hay posibilidad de resolver el tema del mar para Bolivia si Perú no se sienta a la mesa”, dijo Enríquez-Ominami tras reunirse en Bolivia con el presidente Evo Morales.

Según el líder del PRO, el diálogo sobre la demanda boliviana debería ser tripartito, planteando que el nuevo Gobierno “debe hacer una propuesta pronto, una propuesta concreta, que es perfectamente posible”.

Asimismo, consideró que el “desafío” de Morales y Bachelet será “superar” a los dictadores Hugo Banzer y Augusto Pinochet, quienes dialogaron sobre la demanda marítima boliviana a mediados de la década de los años 70.

“No es razonable que dos dictadores crueles, sangrientos, como Banzer y Pinochet, hayan sabido discutir del mar. Los dos peores líderes de estos países se juntaron y hablaron del mar y dos presidentes electos democráticamente deben también superar a dos dictadores”, agregó MEO.

A su juicio, “es una mala noticia” que un país decida llevar un conflicto con su vecino a un tribunal, por lo que pidió a Morales y Bachelet “que hagan un esfuerzo” por reponer el diálogo perdido durante la gestión de Sebastián Piñera.

Enríquez-Ominami no ocultó su admiración por el mandatario boliviano y su proyecto político, con el que dijo tener coincidencias.

Morales, por su parte, señaló que el excandidato chileno “es un amigo” suyo por quien tiene “mucho respeto, mucha admiración”, porque “es un político que siempre piensa en la integración de Sudamérica y en los pueblos”.

Vea también Evo Morales: “Ahora vamos a ver si Bachelet es realmente socialista”