Los hermanos Rodrigo y Felipe Miranda sumaron este sábado medallas de oro y plata, respectivamente, al dominar la prueba de salto del esquí náutico en los Juegos Sudamericanos Santiago 2014.

Rodrigo, de 32 años, se impuso a Felipe, de 26, y acumuló su segundo metálico, porque ya había cosechado la plata en la modalidad de figuras.

Se trata de la cuarta presea dorada para Chile, tras la conseguidas por Emanuel Silva (patinaje), Bárbara Riveros (triatlón) y Valentina González (esquí náutico).

Esta última logró el primer lugar en la competencia desarrollada en el lago Los Morros de San Bernardo, donde registró 39 metros y 10 centímetros en su segundo intento, superando a la peruana Delfina Cuglievan y a la nacional Fernanda Naser.