“No quiero que me pase lo que a Lagos”, le dijo el Presidente Sebastián Piñera a sus cercanos al comentar sus planes para proyectar la obra de su Gobierno una vez que abandone La Moneda, para lo que con el objetivo de promover políticas públicas y generar una defensa sólida de su legado, alista los últimos detalles de su futura fundación: Chile Avanza.

Según consigna La Tercera, este fue uno de los temas centrales que se trataron en su última reunión del comité político de Palacio, que se desarrolló este lunes desde las 9.30 de la mañana. De hecho, entre los asistentes estaba el jefe de asesores y futuro director ejecutivo de la fundación, Gonzalo Blumel.

En la ocasión, Piñera planteó la necesidad de que sean figuras públicas del llamado “piñerismo”, particularmente los parlamentarios de Amplitud, los que lideren la defensa de la actual administración, puesto que él pretende mantener un “bajo perfil” durante los primeros años del nuevo gobierno, sin entrar en la contingencia política.

La primera tarea de los defensores del todavía mandatario será contener la fuerte ofensiva que el equipo económico de Bachelet, encabezado por el futuro ministro de Hacienda Alberto Arenas, ya comenzó para refutar las cifras de crecimiento entregadas.

“Piñera estuvo expuesto a una guerra desde la Concertación (…) y también a una guerra constante de socavamiento de su gobierno a través de gente de la propia Alianza. Es por eso también que nace Amplitud, porque somos un movimiento que está orgulloso de esta derecha moderna, liberal y social”, expresó en ese contexto la senadora Lily Pérez.