Autentica y con la misma energía con la que partió cantando en las calles de la ciudad de la luz, la cantante francesa Isabelle Geffroy, más conocida como Zaz, emocionó con su música y su sencillez a las más de 900 personas que ayer repletaron el teatro Nescafé de las Artes. Durante casi dos horas de concierto cautivó a su público bailando, saltando y esforzándose por hablar un fluido español.

En el marco de la gira promocional de su nuevo disco, “Recto verso”, la artista revelación del año 2013 en Francia y ganadora del premio European Border Breaker Awards por ser la cantante más escuchada fuera de su país, llegó a Chile por primera vez a dar un único y exitoso concierto en Santiago la noche de este viernes.

A las 9:15, la efervescente Zaz se subió al escenario. Partió con las canciones más prendidas, invitando a bailar, a estar de pie y a disfrutar.

Durante casi dos horas la joven cantante, maravilló con su voz y su personalidad, “queremos que canten con nosotros”, dijo y así fue como la gente se soltó y a pesar de lo difícil que parecía pronunciar sus letras, el público coreó casi todas sus canciones.

Aunque Zaz no maneja muy bien el español intentó comunicarse con la gente. En el escenario tenía un pequeño torpedo para leer en español algunas ideas antes de cada canción, gesto que todos agradecían con risas y aplausos.

El repertorio fue variado, su música que mezcla el jazz, el bossanova y algo de blues, entre otras variadas inspiraciones, conquistó al público. Con un buen sonido, una gran banda de músicos y su encanto, mantuvo durante todo el concierto la atención de la gente.

El punto más álgido de la noche fue cuando interpretó Je Veux, de su álbum Zaz, que llegó a ser disco doble de platino y la llevó a hacerse conocida en 2010. La gente ya no sólo bailaba, saltaba, gritaba toda la letra y aplaudía espontáneamente cuándo la Zaz hacía su característico sonido con la boca.

“tengo una sorpresa para ustedes”, dijo Zaz cuando ya llevaba casi una hora cantando. La artista interpretó “Dos Gardenias” e “Historia de un amor” en un perfecto español. La gente la ovacionó.

Aunque la imagen de la artista recién comienza a hacerse más conocida en Chile, como lo reconoce Arlyn Ramos, miembro de su fan club, la clave de su éxito es “su humildad y la forma en la que se relaciona con el público, su amor y energía es lo que la marca y la caracteriza”, dijo la joven.

Cuando casi eran las once de la noche, Zaz abandonó el escenario, el público aplaudió y gritó “otra” hasta que la cantante volvió con dos canciones más. Recibió unas rosas y una bandera chilena, que en un principio colgó al revés en el escenario y se despidió agradecida entre risas.

¿Quién habla francés?, preguntó antes de partir. Una joven levantó la mano y tradujo las últimas palabras de Zaz en el escenario; “No me esperaba este recibimiento de la gente en Chile, especialmente porque luego de tres meses hemos vuelto y me hace muy feliz hacerlo acá frente a ustedes. Gracias de todo corazón”, dijo a su público Zaz.

La cantante además, adelantó que volverá en Octubre a pisar las tierras chilenas.

Lea también: Zaz, la chica alternativa de la música francesa: “No hay que esperar que los políticos nos solucionen las cosas”