.

Comunidades mapuches interpondrán recurso de protección en contra de la Dirección General de Aguas (DGA), luego de que dicha entidad aprobara la construcción de una central hidroeléctrica en la región de los ríos.

La aprobación de la construcción de la Central Hidroeléctrica Osorno en el río Pilmaiquén, el 27 de febrero pasado, no se habría ajustado al convenio 169 de la OIT, ya que no se le habría consultado a los habitantes del sector sobre el impacto del mega proyecto en la región. Por lo que el proceso habría sido irregular, según declaró José Araya a radio Bío Bío.

Araya, miembro de Observatorio Ciudadano declaró que pese a que la entidad ya autorizó las obras, esta fue una tramitación “irregular” e “ilegal”. “Lamentablemente aquí ya hay una resolución de la DGA que autoriza a la empresa el inicio de obras en las zona y nosotros pensamos que dicha resolución es ilegal”, agregando que por lo mismo “lo que las comunidades van a hacer es activar un derecho de participación que está consagrado en la legislación nacional con el fin de que la DGA instale un proceso de consulta previa antes de resolver la autorización de obras”.

Además aclaró que en el proceso no se consideró el valor patrimonial del sector, específicamente el centro ceremonial, Kintuante, donde se iniciarán las labores de la Central Hidroeléctrica. “En la tramitación del proyecto se dio la situación particularmente irregular, la presentación original del proyecto no consideraba la presencia en el sector y menos aún en un lugar patrimonial ese proyecto nunca debió ser tramitado ambientalmente”.

El miembro de la ONG recalcó que en la zona durante 2006 y 2009 se aprobaron tres centrales hidroeléctricas en el río, lo que concluyó en problemas en los servicios públicos y división de la región.