El semanario inglés The Economist publicó un artículo en el que critica la entrega del “bono marzo” por parte del gobierno de Michelle Bachelet, asegurando que “los políticos chilenos” consideran dicho mes como el mejor momento “para repartir dinero a los pobres, alegrando a la gente cuando más lo necesitan, y ganando sus votos”.

Tras calificar a la Presidenta como una “fan” de los bonos, la publicación hace un recuento de las iniciativas del tipo que impulsó en su anterior período, para luego destacar que “esta última sorpresas es diferente. Es permanente”.

“Entregar dinero a la gente, simplemente porque es marzo, no va a resolver los complejos problemas de la pobreza y la desigualdad. Las batallas más importantes vendrán una vez que el mes más cruel de Chile haya terminado”, indica el texto.

“Bachelet llegó al poder con la promesa de abordar el problema de la desigualdad, y por lo tanto las expectativas entre sus seguidores son altas”, contextualiza The Economist, agregando que el bono “le da rápidamente a la Sra. Bachelet algo que mostrar a sus partidarios”.

Vea también The Economist hace mierda a Piñera por manejo de conflicto mapuche