Aburman le manda un recado a Eyzaguirre: “con la educación no se puede lucrar, porque es un derecho y no un producto”

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), Naschla Aburman, respondió a la lista de detalles entregados por el Ejecutivo sobre el alcance que tendrá la reforma educacional, con la cual prometen ponerle fin al lucro entre otros puntos. Aburman aseguró que el fin al lucro “es una de las demandas más esenciales del movimiento estudiantil” y que “permitir el lucro en la educación privada se contradice con el concepto de que la educación es un derecho social”.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), Naschla Aburman, respondió a la lista de detalles entregados por el Ejecutivo sobre el alcance que tendrá la reforma educacional, con la cual prometen ponerle fin al lucro entre otros puntos.

Sobre el lucro, uno de los principales temas propuestos por los dirigentes estudiantiles, la posición de la Feuc es que hablan de “hacer una ‘reforma fundacional’, hablan de la retroexcavadora, sin embargo, han dicho públicamente que el fin al lucro, que es una de las demandas más esenciales del movimiento estudiantil, va a ser con fondos públicos”, asegurando que la posición del organismo es “por un cambio en todo el sistema, en que la educación sea un derecho social y nunca una oportunidad para hacer un negocio, ni en los públicos ni en los privados”, según informa La Segunda.

Los estudiantes miran con recelo lo propuesto por el gobierno ya que sienten que existe una “letra chica” al asegurar que buscan terminar con el lucro solo en instituciones que reciban fondos públicos, dejando de lado a los colegios particulares, entre otros.

Para Aburman, el “permitir el lucro en la educación privada se contradice con el concepto de que la educación es un derecho social. No es compatible un derecho social con una oportunidad de negocio, independiente de quién sea el proveedor de la educación. La premisa es que con la educación no se puede lucrar, porque es un derecho y no un producto”, sentenció la dirigenta, repasando a Eyzaguirre al decir que este no es “un mercado de automóviles ni de salchichas”.

Incluso apuntó a la transversalidad de la idea propuesta por los estudiantes, con la idea de “tener una reforma educacional que sea para todos: para los pobres, para la clase media, pero también para los ricos”, llamando al gobierno a “transparentar” sus ideas, ya que de seguir con la consigna de “fin al lucro” estarían “engañando” a la ciudadanía.

Desde la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago (Feusach) hay un pensamiento similar. El presidente, Takuri Tapia, también sostuvo que “hablamos (como Feusach) del fin al lucro en todo ámbito, no solamente con los fondos públicos”.

Para Tapia esto no significa que “alguien se quede sin sueldo, sino que se reinvierta, y que tener un colegio en Chile no sea algo para emprender y lucrar, sino porque los sostenedores tienen la vocación de formar estudiantes para un proyecto nacional”.

Comentarios